Como ocurre con casi todo en el mundo, el fútbol se veía muy diferente en 2020. A medida que se desarrollaba la pandemia de COVID-19, muchos partidos de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) se jugaban en estadios vacíos, mientras que otros estadios se abrieron a los fanáticos con una capacidad significativamente reducida, con estrictos protocolos de seguridad establecidos.Leer más