Si López-Gatell insiste en inventar pretexto tras pretexto para esconder su incapacidad, fabricando una diarrea de elocuentes mentiras que cuestan vidas, lo mismo en la pandemia que en el combate al cáncer, podría acabar juzgado como un genocida.Leer más