El sentido común no es común, especialmente cuando se trata de inteligencia artificial. Las computadoras luchan por hacer distinciones sutiles que la gente da por sentado. Esta es la razón por la que los sitios web requieren que autentique su humanidad antes de iniciar sesión o realizar una compra: la mayoría de los bots no pueden distinguir entre un paso de peatones y una cebra.Leer más