El tráfico rodado es actualmente responsable de más del 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero de Suiza. Reducir estas emisiones es complejo porque el cambio de la movilidad basada en combustibles fósiles a la movilidad basada en la electricidad solo conducirá a una reducción sustancial de la contaminación global por GEI si se integran más energías renovables en el sistema energético al mismo tiempo.Leer más