La orden está dada: matar al INE. Para AMLO es indispensable ejecutar al actual árbitro electoral para desconocer los resultados del 6 de junio en el muy probable caso de que Morena pierda la elección. Asesinar al INE es estratégico para que sobreviva el régimen.Leer más