Por primera vez, los investigadores han utilizado datos humanos para cuantificar la velocidad de diferentes procesos que conducen a la enfermedad de Alzheimer y han descubierto que se desarrolla de una manera muy diferente de lo que se pensaba anteriormente. Sus resultados podrían tener importantes implicaciones para el desarrollo de posibles tratamientos.Leer más