Redacción MX Político.- La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) anunció que vinculó a proceso a Jesús Noé “N”, ex funcionario de la procuraduría capitalina durante la administración del entonces jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera.

Esto ocurre apenas unos días después de que la dependencia vinculara a proceso a otro ex funcionario de Mancera, José Roberto “U”, ambos por involucrarse en el espionaje a funcionarios de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), tales como el canciller, Marcelo Ebrard o la Jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum.

“Los datos de prueba aportados por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) permitieron a un juez de control dictar auto de vinculación a proceso contra un hombre, por su probable participación en los delitos de ejercicio abusivo de funciones (antes peculado) y violación de la comunicación privada”.

A través de un comunicado la dependencia informó que anteriormente fue detenido a raíz de una orden de aprehensión en su contra y que en esta audiencia se le imputó y se le ratificó la prisión preventiva justificada. Su defensa tendrá dos meses, a partir de este momento, para las investigaciones complementarias.

“Se estableció que el imputado probablemente tuvo participación activa en escuchas telefónicas privadas, intervención de telefonía celular, mensajes y correos electrónicos por computadora, de personajes del deporte, periodistas y de integrantes de partidos políticos”.

Se presume que estos dos ex funcionarios forman parte de una lista de al menos una docena de personas que laboraban en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (DF) bajo el cobijo del entonces mandatario capitalino,y que realizaban trabajos de espionaje. La información era guardada en dispositivos USB y posteriormente entregada a sus superiores.

Se tiene como antecedente que, derivado de denuncias periodísticas, en diciembre de 2018, se inició una investigación por la existencia de una casa de espionaje en la CDMX, posiblemente operada por servidores públicos”.

Sin embargo, no fue hasta septiembre del 2020 que la actual FGJ-CDMX reportó las indagatorias por supuestas actividades de tipo político durante la administración pasada, presuntamente, desarrolladas en un inmueble de la calle Manuel Márquez Sterling, en la colonia Doctores.

Entre los blancos del centro de espionaje también se hallaba el actual presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), así como otros personajes de relevancia en Morena que ocupan cargos en diversas dependencias y de la misma Fiscalía.

Pese a que las investigaciones de esta red se habían frenado por la destrucción de evidencias, una computadora portátil fue la clave para hallar fotografías, videos, correos electrónicos, audios y todo tipo de archivos posiblemente relacionados a estos hechos.

Según reporte sede la FGJCDMX – pero sin ahondar en los detalles – dicha laptop se entregó a las autoridades de la Fiscalía para la Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos el 12 de julio del 2021.

Presuntamente, los vigilantes intervenían comunicaciones de manera ilegal y se dirigían a aquellas personalidades del ámbito político, así como a sus familiares o integrantes de sus círculos más cercanos. Esto, se detalla, a través de fichas de identidad y el diseño de rutas y mapas de seguimiento para ejecutar planes con fines políico-electorales.

De esa manera, los espías daban con sus objetivos apoyados de una camioneta blanca tipo van, adscrita a la institución ministerial. Con ese vehículo se acercaron para captar de manera precisa llamadas telefónicas y mensajes de texto.

jpob

(8 , 8)