En el municipio de Zumpango, Estado de México se llevó a cabo una manifestación hecha por los transportistas quienes solicitan al alcalde Miguel Ángel Gamboa el pago de 600 mil pesos, así como ponerle fin a las extorsiones de policías, no obstante, la protesta culminó con el incendio de un vehículo y el registro de detonaciones al parecer eran explosivos de fabricación casera.

Elementos de la Guardia Nacional, de la policía estatal y municipal realizaron una movilización en el área, sin embargo, no intervinieron en el control de uno de los dos grupos, integrado por individuos armados quienes se transportaban a bordo de camionetas y autos, también trataron de intimidar a los trabajadores de las unidades de transporte.

De forma pacífica los transportistas realizaron los dos bloqueos; uno de ellos sobre el cruce de las avenidas Bicentenario-Hidalgo, el Crucero de Paseos San Juan, Los Reyes Acozac-Zumpango y Bicentenario-carretera Zumpango-Apaxco, con el objetivo de tener una pronta respuesta del alcalde de Morena Miguel Ángel Gamboa.

En la manifestación, los empleados hicieron uso de góndolas, una retroexcavadora, camiones tipo torton y tráilers. Mediante mensajes escritos en vinilonas y cartulinas exigieron al alcalde les pague el trabajo realizado.

Puntualizaron que desde el 2021, la alcaldía de Zumpango no ha pagado los trabajos realizados al municipio por la cantidad de 600 mil pesos, asimismo, denunciaron que son víctimas de extorsión por parte de agentes de tránsito municipal.

Cerca de la 1:30 de la tarde del martes, al bloqueo de la carretera Los Reyes Acozac-Zumpango arribaron las unidades de individuos armados no identificados que pretendieron retirar los bloqueos. Hubo lanzamiento de explosivos, al parecer bombas molotov, que hicieron correr a los transportistas y a vecinos que caminaban por el lugar.

Los pobladores realizaron grabaciones de los estallidos, así como de la quema de un auto particular que le cayó a uno de los artefactos explosivos; los videos fueron compartidos a través de las redes sociales.

Cabe destacar que los habitantes de la zona exigieron al gobierno federal y estatal que ponga freno a la incursión de hombres armados que se desplazan en vehículos, para amedrentar a la población.

(20 , 1)