Los 18 sujetos armados que atacaron y emboscaron al personal de la policía de investigación el pasado jueves, dejando a seis gravemente heridos, y dos oficiales muertos, presuntamente forman parte de la Familia Michoacana.

Los hechos se dieron cuando los uniformados se encontraban investigando la zona, con el fin de ubicar y detener a presuntos integrantes de esta organización criminal, cuando fueron sorprendidos, emboscados y atacados a tiros por presuntos integrantes de este grupo delictivo los cuales recibieron el “pitazo” de la presencia de los policías, gracias a la señal de alerta que les enviaron algunos de los vecinos de la zona, a quienes les pagan un sueldo para que trabajen como “halcones”.

Por este motivo, los elementos de investigación no pudieron actuar de manera pertinente, pues los presuntos delincuentes ya los estaban esperando, por lo que no tuvieron tiempo de defenderse y los parapetaron detrás de una camioneta, donde se cubrían de la gran cantidad de balazos que les disparaban los integrantes de este grupo criminal.

Pese a que trataron de defenderse, dos de ellos murieron y otros seis resultaron lesionados, además de que ninguno de los agresores fue detenido, únicamente uno que minutos más tarde murió y que posteriormente se supo era “halcón”.

La FGJEM se ha negado a dar mayor información en torno a este caso, según dijeron por el sigiló de las investigaciones.

Supuestamente, el ataque se perpetró como represalia, pues en los últimos días policías de investigación han detenido a varios de los integrantes de la Familia Michoacana que participaron en el ataque y emboscada que sufrieron el pasado mes de marzo, en el municipio de Coatepec Harinas, policías de investigación y de la SSEM, en donde 13 fallecieron.

(4 , 4)