Redacción, Noticias MX Político.-   Simpatizantes y opositores del gobierno cubano que lidera Miguel Díaz-Canel chocaron este lunes en protestas en la Embajada de Cuba en México, donde también causó división la postura del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Decenas de manifestantes pidieron el fin del embargo de Estados Unidos y apoyaron al presidente Díaz-Canel en una demostración convocada por el Movimiento Mexicano de Solidaridad con Cuba y la Asociación de Cubanos Residentes en México José Martí.

“Quiero soberanía para mi país, no quiero injerencias, no quiero corredores humanitarios, no quiero ayuda humanitaria, la mejor ayuda humanitaria de Cuba es que le levanten el bloqueo, que le quiten las 243 sanciones que impuso (Donald) Trump“, dijo la cubana Ivonne Guerra.

Miles de cubanos protestaron el domingo en varias ciudades de la isla contra el gobierno al grito de “¡Libertad!”, en una jornada inédita que terminó con cientos de detenidos y enfrentamientos después de que el presidente Díaz-Canel pidió enfrentar a los manifestantes.

Este lunes, simpatizantes del mandatario cubano replicaron su retórica de “guerra”, “intervencionismo” y “manipulación mediática” durante su manifestación en la Embajada de Cuba en México, ubicada en Polanco, al poniente de la Ciudad de México.

“Cuba hoy por hoy está lanzada a las calles, hay una parte en contra, pero la mayoría está a favor de lo que ha hecho mi país, la revolución y el presidente”, sostuvo una cubana que se identificó como Marisol.

Pero al lugar también llegaron opositores del gobierno de Díaz-Canel y de los Castro, al recordar que estas son las protestas más fuertes de la isla desde el llamado “Maleconazo“ de 1994.

“(Vine) a manifestarme en contra del gobierno de Cuba, porque están matando a mi pueblo, los están acribillando, masacrando, cuando mi pueblo salió a la calle a manifestarse de una forma pacífica”, comentó Rita de la Osa, exiliada cubana en México.

Las manifestaciones se producen mientras Cuba está en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y productos básicos, además de cortes de electricidad.

Mientras algunos mexicanos se unieron a los disidentes con gritos de “¡Abajo el socialismo!” y “¡Cuba libre!”, otros respondieron con “¡Socialismo o Muerte!” y llamaron a los opositores “ignorantes de su propio país”.

Jam

(6 , 1)