Redacción MX Político.- Óscar Andrés Flores Ramírez, alias el Lunares, líder de la Unión Tepito fue condenado a 27 años de prisión por el homicidio calificado de una mujer en la alcaldía a Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Este martes, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ CDMX) informó sobre la sentencia del jefe criminal. “Obtiene FGJCDMX sentencia de más de 27 años de prisión contra hombre acusado de homicidio de una mujer”, detalló.

Según la carpeta de investigación, en julio del 2019 el Lunares junto con otro hombre asesinaron a una mujer que se encontraba en un puesto de quesadillas, localizado en la calle Jesús Carranza, colonia Morelos.

Además de la sentencia, el Lunares deberá pagar a la familia de la víctima los gastos funerarios y una indemnización por más de 425 mil pesos.

El 31 de enero del 2020, el Lunares fue capturado en el municipio de Tolcayuca, Hidalgo, cuando los elementos de seguridad cumplían con la orden de cateo de dos inmuebles ubicados en el fraccionamiento Los Amores de Don Juan Téllez. El líder de la Unión Tepito fue trasladado al penal de máxima seguridad del Altiplano, en Estado de México.

Poco después de una semana, la juez del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Oriente, Beatriz Moguel, decidió no vincular a proceso a Óscar Flores, porque supuestamente el Ministerio Público no acreditó el delito de secuestro exprés agravado por el que se acusaba al imputado. Sin embargo, fue reaprehendido al salir de la prisión.

El 14 de febrero de ese año, por segunda ocasión, un juez del fuero común decretó la libertad del líder de la Unión Tepito. Al igual que en su primera liberación, el Lunares sólo dio unos pasos afuera del penal, cuando agentes de la Policía de Investigación (PDI) lo esperaban para notificarle que sería aprehendido por tercera ocasión, esta vez por el delito de homicidio, por lo que sería trasladado al Reclusorio Oriente.

Los constantes golpes a la estructura de la Unión Tepito por parte del gobierno capitalino, dejaron sin una cabeza visible al grupo criminal. Sin embargo, estudiosos del crimen organizado en la capital mexicana han advertido que varios de los líderes encarcelados siguen dando órdenes, tal es el caso de Óscar Andrés Flores.

Este hombre, conocido como uno de los cabecillas más sanguinarios de la organización, desde que era niño su familia se dedicó al robo de tráileres y a la venta de mercancía robada, pero cuando creció él pasó a la distribución de droga al mayoreo. El soborno de funcionarios, policías y jefes de sector le permitieron convertirse en una de las cabezas criminales más visibles del barrio.

Antes de su detención en febrero de 2020, Flores se hizo acompañar por una escolta de diez hombres y mediante drones estableció el flujo de movimientos en la Peralvillo y sus alrededores.

Documentos de Secretaría de Seguridad Ciudadana revelados por el periodista Héctor de Mauleón sustentan que el criminal sigue dando órdenes desde la cárcel, pero debido a su condición de confinado, delegó el mando entre varios de sus familiares: Brandon Alexis Flores, el Junior; Ramírez Alejandro Kuhliger Flores, el Tío; Dionisio Flores Valle, Nicho, y de Olga Lidia Ramírez Godínez.

jpob

(20 , 20)