Redacción MX Político.- Agentes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) decomisaron 107 kilogramos de cocaína en un narcotaller de Culiacán, Sinaloa, donde se modificaban autos para transportar la droga.

De acuerdo con el reporte, el inmueble se localizó previos trabajos de inteligencia militar en el marco del Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024 y para contribuir a la Estrategia Nacional de Prevención de Adicciones.

“Se ubicó una casa de seguridad, la cual era presuntamente utilizada como taller para acondicionamiento de vehículos con compartimientos secretos, para el trasiego de droga, por integrantes de la delincuencia organizada”, destacó la Sedena.

Los castrenses acudieron al domicilio el pasado 22 de noviembre con una orden de registro obtenida mediante autoridades judiciales.

Al efectuar los cateos localizaron 99 paquetes que sumaron 107.7 kilogramos del narcótico. También se incautaron vehículos y el inmueble.

Todo lo asegurado fue puesto a disposición ante las autoridades ministeriales para el seguimiento de investigaciones.

Apenas este 22 de noviembre, en colaboración de la Fuerza Aérea Mexicana, la Sedena logró interceptar una aeronave que transportaba más de 400 kilogramos de cocaína en el municipio de Chahuites, Oaxaca.

La avioneta, tipo Cessna C-183, con número de matrícula N3940, fue detectada por los radares del Sistema de Vigilancia Aérea (SIVA) y posteriormente interceptada en el poblado de Trejo, Chahuites, luego de que efectivos de las fuerzas armadas establecieran un cerco en la zona. En su interior, las autoridades hallaron 13 costales que contenían 390 paquetes con polvo blanco, dando un peso total de 400 kilos.

La Sedena informó que la droga y la aeronave fueron puestas a disposición de las autoridades correspondientes, quienes habrán de determinan el dictamen químico y el peso oficial.

Un día antes del anterior decomiso, en Mexicali, Baja California, la Sedena interceptó otra aeronave cargada con más de 200 kilogramos de narcóticos valuados en 384 millones de pesos.

Según el reporte oficial, estas acciones fueron coordinadas por el Ejército y las Fuerza Aérea, luego de detectar otra avioneta tipo Cessna C-206, Matrícula XB-JWK, que había despegado de los Mochis, Sinaloa.

Los militares mantenían procedimientos de vigilancia aeroespacial sobre el territorio mexicano cuando tuvieron informes de una avioneta que volaba de forma ilícita. Enseguida se desplegaron unidades de intercepción por tierra y aire para cubrir posibles zonas de aterrizaje.

Con trabajos de seguimiento se estableció que la aeronave descendería en el Ejido Hermosillo, adscrito al municipio fronterizo.

“Tropas jurisdiccionadas a la II Región Militar se concentraron en el área, materializaron un cerco de seguridad y lograron la detención de 3 individuos y el aseguramiento”, destacó la Sedena.

Al efectuar una revisión se localizaron 161 paquetes con 173.505 kilogramos de cocaína; 55 empaques con pastillas de fentanilo, cuyo peso fue establecido en 40.475 kilogramos; además de 40,000 dólares.

“Los detenidos y lo asegurado fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes, quedando pendiente el dictamen químico y peso oficial”.

De acuerdo con la Sedena, esta droga tendría un precio estimado en el mercado nacional de $384 millones 261 mil 421.80 pesos mexicanos. No fue especificado, pero todo apunta a que se trataría de un cargamento del Cártel de Sinaloa.

El miércoles pasado el gobierno de los Estados Unidos informó que está atravesando por la epidemia de drogas más letal en la historia del país.

De acuerdo a los datos que otorgaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), más de 100,000 personas murieron por sobredosis en 2020.

Organizaciones del crimen transnacional como el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) son los principales proveedores, de acuerdo con datos de la Administración del Control de Drogas (DEA).

jpob

(5 , 1)