Redacción MX Político.- El miércoles pasado, el director de la Organización Mundial de la Salud declaró que la nueva variante Ómicron altamente infecciosa del coronavirus, causa una enfermedad menos grave que la cepa Delta, pero no deja de ser un virus peligroso, sobre todo para aquellas personas que aún no cuentan con la vacuna.

Cabe destacar que la OMS confirmó que los casos aumentaron en un 55%, o 15 millones, en la semana hasta el 9 de enero con respecto a la semana anterior, lo que nos deja la mayor cantidad de casos reportados en solo una semana.

Asimismo, el director general Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en una rueda de prensa que más de 90 países aún no han cumplido el objetivo de vacunar al 40% de su población y que más del 85% de las personas en África aún no han recibido una sola dosis, por lo que enfatizó que “no debemos permitir que este virus tenga vía libre ni ondear la bandera blanca, especialmente cuando tantas personas en todo el mundo siguen sin vacunarse”.

MH

(13 , 13)