Redacción, Noticias MX Político. Por segundo día consecutivo, estudiantes de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa atacaron una instalación militar y en esta ocasión fue el 27 Batallón de Infantería en la ciudad de Iguala, donde hace ocho años miembros del grupo delictivo Guerreros Unidos, en contubernio con autoridades de los tres niveles de gobierno, masacraron y desaparecieron a 43 de sus compañeros.

Según Proceso, el colectivo de padres y madres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa se manifestaron frente a la base militar, donde exigieron a la Fiscalía General de la República (FGR) que ejecute las 20 órdenes de aprehensión que existen en contra de mandos castrenses que participaron directamente en este crimen de lesa humanidad.

La manifestación se realizó este mediodía, a ocho años de la tragedia y en el mismo lugar donde se registró el crimen que sigue impune, como parte de la jornada de protestas que encabezan las víctimas para seguir exigiendo justicia.

Después de los mensajes que lanzaron los miembros del colectivo de madres y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, los estudiantes comenzaron a lanzar piedras y petardos contra las instalaciones militares.

Enseguida, rompieron el portón del cuartel militar lanzando una camioneta de la empresa de cárnicos Sigma que previamente habría sido despojada a sus tripulantes.

Posteriormente, los manifestantes se retiraron a bordo de autobuses con dirección a la ciudad de Chilpancingo, para dirigirse a la sede de la normal de Ayotzinapa en el pueblo de Tixtla, donde mañana continuará la jornada de acciones a ocho años de la masacre y desaparición de los 43 normalistas en septiembre de 2014.

JAM

(13 , 13)