Redacción MX Político.- En el rancho “Gomeño” , del ejido El Refugio, en Tamaulipas, murió electrocutado un niño de siete años de edad; tocó un cable suelto perteneciente a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

De acuerdo al testigo, Nicanor Hernández Hernández, el menor de edad, iba en su bicicleta cuando tocó el conductor de corriente.

Al suscitarse el accidente, se le avisó a la madre, identificada como Cristina del Ángel, quien al llegar al sitio intentó remover a su hijo y también resultó con lesiones por la electricidad, ella tuvo que ser llevada al Hospital General “Dr. Alfredo Pumarejo” para recibir atención y se reporta estable.

Nicanor, vecino de la familia, contó que el occiso no había acudido a la escuela porque se había presentado lluvias intensas durante las últimas horas en esa región de Matamoros.

¿Por qué el cable estaba en el suelo?

Señaló que desde el sábado pasado se reportó a CFE la situación originada porque un camión causó que se reventara el cable, sin embargo, la falta de atención al señalamiento ya causó el deceso del pequeño conocido como Fernando.

El padre del menor que falleció por tocar con su bicicleta un cable suelto con energía, exigió justicia para su hijo y la resolución de la presunta negligencia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Nicolás Díaz Hernández, papá de Fernando, que pereció por la descarga, llegó al sitio de la tragedia para encontrarse con las autoridades de la Fiscalía General de Justicia de Tamaulipas (FGJT).

“Les vale”, expresó el hombre tras señalar que se había reportado el riesgo luego de que un camión dañara la infraestructura, también mencionó que el menor de edad era una persona inteligente, que le gustaba acudir a recibir enseñanza en la primaria.

Don Nicolas exigió a las autoridades que se realice la investigación correspondiente y se deslinden responsables del hecho que terminó con la vida de Fernando.

jpob

(8 , 8)