Redacción, Noticias MX Político.-    Durante unas cuatro horas, cientos de motociclistas se manifestaron en diferentes vialidades contra las modificaciones al Reglamento de Tránsito anunciadas por el gobierno de Claudia Sheinbaum; la protesta terminó en una riña con policías, 9 conductores detenidos 18 motos llevadas al corralón.

“No al nuevo reglamento absurdo”, decía la manta que los manifestantes llevaron en alto durante la protesta que inició en el Monumento a la Revolución, siguió por Insurgentes hasta su cruce con Álvaro Obregón y la avenida Yucatán.

Según Proceso, en ese punto fue cuando, alrededor de las 18:30 horas, comenzaron los empujones, golpes y detenciones de conductores por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), quienes les pidieron liberar la vialidad.

Motociclistas, hombres y mujeres, denunciaron que algunos uniformados los golpearon, incluso arriba de las patrullas, y les quitaron las llaves de sus vehículos. En la trifulca se observó a policías en grupos pequeños que cargaban motos –grandes y pequeñas– que no podían rodar porque tenían candado, para llevárselas al corralón ubicado en el Centro Histórico.

Luego de la trifulca, algunos motociclistas se trasladaron al Paseo de la Reforma en su cruce con Insurgentes, pero no lograron bloquear debido a las varias patrullas que circularon en convoy. También hubo bloqueos en Insurgentes y Chapultepec y calzada San Antonio Abad y Viaducto. 

El titular de la SSC, Omar García Harfuch, informó en su cuenta de Twitter el resultado de la movilización: “En #CDMX el derecho a la libre manifestación está garantizado; nada justifica la agresión a compañeros policías de parte del grupo de motociclistas que cerraron vialidades del Centro causando una gran afectación a la ciudadanía; 18 motos fueron aseguradas y 9 personas detenidas”.

La SSC agregó que las detenciones fueron por “faltas administrativas o agresiones” y que las personas fueron presentadas ante el juez cívico, donde se determinará la sanción correspondiente. Agregó que las acciones se hicieron “en estricto apego a los protocolos de actuación y respeto a los derechos humanos”.

JAM

(9 , 9)