Redacción, Noticias MX Político. La semana de festejos patrios cerró en Guanajuato como empezó, y peor: dos masacres en domicilios de Silao y Romita y un tercero en un anexo para personas con adicciones en Cortazar se sumaron a varios asesinatos en otros municipios del estado, que dejaron 20 víctimas de homicidios dolosos y al menos cuatro personas más heridas en un solo día, el sábado 17.

El ataque en Silao fue precedido del ingreso de un convoy a la comunidad de San Juan de los Durán, con varios civiles armados que, de acuerdo con testimonios de los pobladores, coparon dicha localidad y recorrieron varios domicilios.

Según Proceso, al llegar a una casa de la calle Paseo del Estaño, irrumpieron violentamente, encontrando en su interior a varias, contra quienes dispararon.

Tres mujeres y un hombre murieron en este hecho: Yéssica, Abril, María del Carmen y Miguel Ángel.

Los responsables salieron de la zona y tomaron camino rumbo a Romita. Autoridades informaron que una camioneta de los agresores fue encontrada incendiada en un camino de terracería.

Apenas unos minutos después, en la comunidad El Escoplo del municipio de Romita, otra masacre tenía lugar en un inmueble que era utilizado como tienda, en la esquina de las calles Lázaro Cárdenas y Miguel Hidalgo, donde en ese momento se encontraban reunidas unas 15 personas.

Un convoy similar al que irrumpió en la comunidad de Silao llegó a este sitio del municipio vecino, y entró a la tienda para disparar contra las personas que estaban en el lugar.

Cuando corporaciones y ambulancias llegaron, encontraron a cinco fallecidos y otras cinco personas heridas, mismas que fueron trasladadas al hospital.

Uno de los heridos murió posteriormente, con lo que sumaron seis las personas asesinadas, todos hombres -de entre 18 y 46 años-, confirmó la Fiscalía general del estado.

La FGE reportó que los tres sobrevivientes llegaron graves al hospital.

La tercera masacre del sábado se desató en un centro de atención para personas adictas en la colonia Nueva Fray Daniel, en Cortazar, donde asesinaron a dos de los internos. Un tercero murió presuntamente al intentar ponerse a salvo, pues cayó desde lo alto del edificio.

El anexo “Espíritu de la nueva creación”, ubicado en la calle Fray Efrén Sánchez, fue escenario de la irrupción de un grupo armado con armas largas que disparó contra los internos y empleados.

Varios lograron ponerse a salvo y salieron corriendo del lugar, según medios locales.

JAM

(9 , 9)