Redacción, Noticias MX Político.-   El periodista, Carlos Loret de Mola, compareció en audiencia por el caso del montaje Cassez-Vallarta, por el que ha sido señalado durante varios años, al finalizar la misma dijo que este fue “un gran día”.

La razón por la que se siente tan seguro de sí mismo tras haber concluido este proceso fue por los argumentos de las partes acusadoras.

“Comparecí otra vez en el caso Cassez-Vallarta. Fue un gran día: mis 2 principales acusadores aceptaron frente al juez que no había cómo darse cuenta que era un montaje y por eso no me alertaron”.

En un video que compartió en sus redes sociales explicó que dos excompañeros de su trabajo hicieron de este caso su “modus vivendi”. Señaló a Laura Barranco de seguir trabajando en su puesto por varios meses y que ella asegura le mandó mensajes sobre una alerta para avisarle que era un montaje.

No obstante, de Mola aseguró que ella aceptó frente al juez que nunca alertó al periodista sobre el montaje.

“Así textualmente lo dijo. El otro, Juan Manuel Magaña, quien era jefe de información -y se quedó años más en esa posición- que estaba en la cabina al momento de la transmisión, que tenía la obligación de decirme si veía algo raro, aceptó frente al juez que él no sabía que había un montaje porque cayó en el engaño”.

Según 24 Horas,  arremetió contra el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pues asegura que ha utilizado la versión que señala a su persona de estar coludido con las autoridades para la realización del montaje y que es la misma de la que sus excompañeros de trabajo lo acusan.

Aclaró también que durante esta audiencia se le citó en calidad de testigo y no por ser un presunto culpable. Aseguró que siempre se ha disculpado por el error que ha marcado su carrera desde hace 16 años.

Jam

(26 , 1)