En un operativo coordinado, agentes de la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) y soldados Ejército Mexicano localizaron dos laboratorios clandestinos entre la maleza de una zona montañosa al norte de Hermosillo, capital de Sonora.

A través de una denuncia ciudadana se alertó sobre la presencia de personas sospechosas en la zona de maleza que se localiza sobre la carretera que conduce a la Mina Nico por la carretera Internacional 15, por lo que al patrullar por la zona aproximadamente al llegar al kilómetro 3 encontraron dos áreas donde había material para la elaboración de metanfetaminas.

Oficiales de la PESP y el Ejército Mexicano realizaron el hallazgo de diversos artículos de cocina, con líquido y varios químicos, entre estos, cilindros de gas, ollas, garrafones con agua, ácidos, acetona, máscaras de protección respiratoria, báscula gramera, bolsas con sustancia granulada.

Aproximadamente a 150 metros del primer hallazgo se localizó entre la maleza el segundo sitio, donde también había varios químicos, al parecer utilizados para fabricar metanfetamina.

(5 , 5)