Redacción MX Político.- Un menor de edad y dos adultos fueron linchados por pobladores del municipio de Chalco, Estado de México, luego de que fueron acusados por presuntos robos cometidos en la zona.

Los hechos habrían ocurrido entre el la noche del sábado y la madrugada del domingo 20 de noviembre, cuando los habitantes se unieron para cometer múltiple homicidio en contra de quienes señalaron como delincuentes.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó que las víctimas eran tres varones de 21 y 22, así como un menor de 17 años de edad, quienes habrían sido asesinados en la localidad, por lo que ya se encuentran investigando para aclarar los hechos.

“Testimonios señalan que varias personas atacaron a las víctimas en represalia de posibles robos”, añadió la Fiscalía.

Los primeros indicios señalan que los cuerpos sin vida de los tres sujetos fueron hallados en un canal de riego de terrenos de cultivo localizados en la avenida de Los Pinos, esquina con calle Cuauhtémoc, a unos metros de la unidad habitacional Los Álamos.

Al lugar arribaron paramédicos para atender la emergencia, constatando que las tres víctimas ya no tenían signos vitales y en sus cuerpos había marcas de golpes, así como de múltiples quemaduras.

En la zona fue hallada una camioneta Ford Explorer, color blanco, con placas del Estado de México y una motoneta de color rojo. Trascendió que los occisos eran originarios del poblado vecino de Santa María Huexoculco, también del municipio mexiquense de Chalco.

Esta no es la primera vez que pobladores linchan a presuntos delincuentes, argumentando que hacen justicia por cuenta propia porque las autoridades dejan libres o protegen a los culpables.

El pasado 25 de octubre es un ejemplo de eso, pues ese día pobladores de Hidalgo lincharon a un policía que se disponía a cumplir una orden de aprehensión, sin embargo impidieron dicha acción. El acompañante de la víctima pudo escapar de las personas que atacaron física y verbalmente a los policías.

En este caso se compartió un video en donde el oficial aparece ensangrentado en el piso mientras una persona con un uniforme que dice Policía Municipal y civiles le reclaman que “así [de mal] se sentía la familia de los morros” y le preguntan en múltiples ocasiones “que diga quién lo mandó”, por lo que no quedó claro de qué lo habían acusado.

En junio se reportó otro linchamiento en Huauchinango, en el estado de Puebla, en el que habrían participado cerca de 200 personas. En este hecho la policía local no pudo impedir que la victima fuera llevada por unos 30 pobladores a una cancha donde dos centenares de personas más estaban esperando para golpearlo brutalmente y prenderle fuego. Luego incendiaron también su vehículo.

Las autoridades municipales, que condenaron que sus ciudadanos se tomarán la justicia en su mano, no indicaron qué provocó el linchamiento pero medios locales aseguraron que fue porque el occiso habría querido raptar a un menor.

En el 2019 la CNDH sacó un informe sobre el tema (el último de este tipo publicado) en el que dijo que 43 personas habían muerto y 173 habían resultado heridas en linchamientos ese año, una cifra que había batido récords con respecto a años previos.

Después de esa fecha, la Comisión ha lanzado diversas recomendaciones sobre linchamientos puntuales en diversos puntos del país.

jpob

(6 , 6)