Redacción MX Político.- Habitantes de las agencias de San Juan Mazatlán intentaron quemar vivo al tesorero municipal, Gildardo Bautista López, para presionar por la entrega de recursos municipales.

Los agentes municipales y ejidales de La Mixtequita, Constitución Mexicana, Villanueva II, Díaz Ordaz, El Tortuguero, San Pedro Acatlán El Grande, Nuevo Progreso, Tierra Negra, Nuevo Centro, Monte de Águila y San José de los Reyes El Pípila están pidiendo la entrega de recursos.

Los habitantes iniciaron un bloqueo que impide el tránsito por la carretera de Palomares a Tuxtepec.

En un aviso enviado al subsecretario de gobierno de Oaxaca, Carlos Alberto Ramos Aragón, advierten que “los habitantes de estas comunidades tomarán medidas cada vez más drásticas”. Al momento de entregar el oficio, dieron un plazo de seis horas para obtener una respuesta, o en su caso, quemar los camiones de carga que están retenidos.

“También lincharemos al C. Gildardo Bautista López, tesorero de la presidencia municipal de San Juan Mazatlán, Mixe, Oaxaca”.

Responsabilizaron al presidente municipal Macario Eleuterio Jiménez del conflicto social que hay en la zona, ya que durante los años que lleva como presidente municipal ha vejado a las agencias.

Eleuterio Jiménez en el bloqueo anterior, cuando retuvieron a la diputada Yarit Tannos, apareció días después presionado para entregar el dinero, pero después ha vuelto a ignorar a las agencias.

Sin embargo, por la protección que tiene de la ex diputada Sofía Castro Ríos y por la presión que ejercer contra los ciudadanos de la cabecera, ha sido reelecto por sistemas normativos durante cuatro años.

Ahora buscará su reelección por quinto año consecutivo sin enfrentar ninguna responsabilidad por la presunción del mal manejo de recursos, ni otorgar el presupuesto a las agencias o hacer alguna obra de interés para la comunidad.

El gobierno de Oaxaca ha dicho a través de la secretaría general de Gobierno que no puede obligar a ningún presidente municipal a entregar participaciones municipales, sin embargo, la desidia en la negociación permite vejaciones como la que hicieron al tesorero, a quien amarraron, golpearon y colocaron frente a una hoguera con la intención de quemarlo.

jpob

(4 , 4)