Redacción MX Político.- Vecinos de los municipios de Nextlalpan y Tultepec, en el Estado de México reportaron que una toma clandestina presuntamente perforada por huachicoleros en un ducto de Pemex provocó un fuerte incendio.

El fuerte incendio en la toma clandestina aún no ha sido controlado y lleva más de 12 horas quemando combustible.

Usuarios de redes sociales compartieron imágenes del incendio y como una cuadrilla de trabajadores de Pemex trabaja intensamente para apagar el fuego.

Vecinos de esa comunidad narraron que es común ver camionetas transportando combustible robado para venderlo en la carretera más cercana.

Por su parte, Protección Civil del Estado de México detalló que la toma clandestina fue ubicada en la colonia Aguiluchos, municipio de Nextlalpan, frontera con el municipio de Tultepec.

Y agregó que el personal de Pemex realiza un encendido y quema controlada para evitar la disipación del gas.

jpob

(18 , 18)