Redacción, Noticias MX Político.-  Rubén Naranjo viajó de San Diego a Ensenada, Baja California, como cada mes. Esta vez iba junto a su padre y su hermano. Querían festejar el 4 de julio y, un día antes, durante una pelea, unos guardias de seguridad lo asesinaron.

El Ayuntamiento de Ensenada informó que el centro nocturno propiedad del Grupo Papas&Beer fue clausurado mientras investigan la muerte a causa de “asfixia por sofocación en la modalidad de compresión toracoabdominal” de Naranjo.

Según Proceso, el fiscal central de Baja California, Hiram Sánchez, dijo que dos elementos de seguridad fueron arrestados.

“Se encuentran en prisión preventiva. Ayer fue la audiencia inicial en la que se analizó si estábamos en presencia de flagrancia delictiva. El juez determinó que sí, por lo que pasaron a una audiencia de control de detención”, señaló Sánchez.

Naranjo trabajaba en el distrito unificado de Grossmont desde hace 5 años, como conserje en la preparatoria El Capitán. Residía en San Diego, California y era padre de dos niños.

Jam

(7 , 1)