Redacción MX Político.- La Fiscalía General de la República (FGR) tiene previsto liberar más órdenes de aprehensión sobre el caso de los empleados de Comisión Federal de Electricidad (CFE) que fueron ejecutados cuando se trasladaban una camioneta perteneciente a la institución de energía sobre la carretera del municipio de Ónavas, Sonora.

Francisco Sergio Méndez, delegado de la Fiscalía, informó que actualmente se desarrollan acciones para detener a dos de los presuntos responsables del crimen en Sonora, pero también señaló que se encuentran esperando más datos de prueba.

Por lo anterior, la institución buscará obtener otras dos órdenes de aprehensión. Sergio Méndez mencionó que ya cuentan con información del probable lugar donde se encuentran los presuntos responsables, a quienes señaló de pertenecer a organizaciones criminales.

A través de operativos, que contarán con la participación de autoridades de los tres niveles de gobierno, la FGR buscará detener a los responsables. “Las investigaciones continúan, sí hay presuntos responsables con órdenes de aprehensión, ya los tenemos identificados, sabemos el lugar donde presumiblemente se encuentran y vamos con todo”, señaló el delegado en un mensaje a medios de comunicación.

Cabe recordar que, en días pasados, las autoridades de Sonora comentaron que sicarios pertenecientes al grupo La Línea serían los criminales detrás de los ataques a trabajadores de CFE. Es importante señalar que Sergio Méndez confirmó que dicha idea se encuentra vigente.

El secretario de Gobierno de Sonora, Álvaro Bracamonte Sierra, comentó a inicios de septiembre, que había una hipótesis que señalaba al brazo armado del Nuevo Cártel de Juárez.

“Consideramos que pudo haber sido una confusión, le pudo haber ocurrido a otras personas, y desde luego la hora, fue prácticamente muy de mañana y eso dificulta la supervisión de la seguridad en esa zona”.

Tras el ataque, se lanzó un comunicado oficial que señalaba que uno de los trabajadores que sobrevivió fue hallado en el monte y otro más fue encontrado en las inmediaciones del municipio de Ónavas. Ambos trabajadores fueron resguardados y transportados por aire a Hermosillo.

El municipio donde se desarrollaron los homicidios se encuentra en la sierra sureste sonorense, cerca de la frontera con Chihuahua, en dicho lugar, operan grupos del crimen organizado tales como facciones del Cártel de Sinaloa asociadas a los Salgueiro, los Salazar y Gente Nueva.

La zona está muy cerca del llamado Triangulo dorado, lugar conocido por el asentamiento de células delictivas que se dedican a instalar narcolaboratorios, así como a sembrar marihuana y amapola.

Después de que fue dado a conocer el ataque, Alfonso Durazo, gobernador de Sonora, expresó a través de un video en redes sociales su sentido pésame y condenó las acciones que ocurrieron en la carretera, además aseguró que daría seguimiento a los hechos.

De igual manera, el 6 de septiembre, la senadora por el Partido Acción Nacional (PAN), Lilly Téllez, exigió a la CFE y a las autoridades de Sonora “dar la cara” por los crímenes ocurridos contra los trabajadores.

También el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó que una de las líneas de investigación que se manejó fue que el ataque se desarrolló por una probable confusión por parte de quienes perpetraron las agresiones.

“Estamos recabando toda la información, buscando las causas. Hay indicios de lo que pudo haber sucedido y pronto, espero y deseo, que se tenga ya una hipótesis más definida y se castigue a los responsables. A los trabajadores electricistas enviarles un abrazo, no están solos. Estamos atendiendo el asunto” comento AMLO el 8 de septiembre.

jpob

(6 , 6)