Mientras se encontraban preparando comida para recibir a un grupo de religiosos fueron asesinados Juan Pedro Azcagorta Celaya de 47 años y Pedro Antonio Azcagorta Ruiz de 22 años de edad, quienes eran padre e hijo.

El trágico evento ocurrió en Pitiquito un municipio con menos de 10 mil habitantes localizado al noroeste de Sonora cerca de las 12:30 horas del miércoles 8 de diciembre.

El asesinato fue perpetrado dentro de un rancho propiedad de la familia que se encuentra a escasos dos kilómetros de la comunidad de Zaragoza sobre el camino que conduce a la región de la Ciénega.

Las víctimas fueron muertas con armas de grueso calibre mientras elaboraban alimentos para recibir a un grupo de sacerdotes que se encontraban en el templo de Pitiquito.

En el lugar donde se suscitó la agresión se encontraban más personas, quienes fueron las responsables de alertar a las autoridades, no obstante cuando personal de seguridad arribó al sitio, los hombres ya habían perecido.

Se mencionó que los autores del crimen les habían disparado en al menos 50 ocasiones con armas de alto calibre.

Hasta el momento, las autoridades no han emitido información oficial.

Cabe destacar que los ahora occisos eran muy conocidos en la región.

(10 , 1)