En la colonia Campestre Guadalupana en Nezahualcóyotl, Estado de México, Isabel Hernández Sevilla, de 81 años, se preparaba para instalar su puesto de jugos cuando fue arrollada por una camioneta blanca la cual era conducida por una policía de Investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

A un costado de la calle se encontraba el triciclo y el puesto de la víctima cuando fue embestida junto con su hija de 54 años de edad, así como el dueño de una vivienda que se encontraba parado frente a su puerta y quien sólo recibió un empujón.

Tras el fuerte impacto, la mujer de 81 años de edad murió, ahora la familia clama por justicia pues aseguran que el día de los hechos, la policía de Investigación se encontraba bajo los efectos del alcohol y se mostró prepotente.

Una de las nietas de Isabel comentó, “era mi abuelita que falleció por esta servidora pública, yo espero que de verdad se haga justicia, que no por ser un servidor público la dejen libre y no dejen que cumpla su condena o le rebajen años o que salgan que le van a dar beneficios porque ella iba en estado de ebriedad y así como todos los ciudadanos nos hacen que se cumpla la ley igualmente con ella”.

Los habitantes de la zona dijeron que Doña Isabel era muy querida por todos, por lo que se encuentran pidiendo justicia para la mujer.

La Fiscalía de Justicia del Estado de México (FGJEM) informó que la agente fue puesta a disposición del Ministerio Público por los hechos y que su situación legal se resolverá con estricto apego a derecho.

(23 , 3)