Como resultado de un operativo que implementó el Ejército y la Policía Estatal en la comunidad de Tlanicuilulco, en el municipio de Quechultenango, Guerrero fueron decomisados tres tigres, 11 vehículos, autopartes y 28 kilos de marihuana pertenecientes a la organización criminal “Los Ardillos”.

En un comunicado emitido por la Fiscalía General de la República (FGR) y la Fiscalía General del Estado (FGE) comunicaron que se logró la detención de una persona del sexo masculino, aseguró un total de 28 kilos de hierba seca con características propias de la marihuana, 11 vehículos, una motocicleta y autopartes con reporte de robo, tres tigres, un arma de uso exclusivo del Ejército y Fuerza aérea, cartuchos útiles y objetos tecnológicos diversos.

“Lo anterior en cumplimiento a una orden de cateo concedida por un Juez de Control, cumplimentada el día 15 de febrero de 2022 en un inmueble ubicado en la calle Libertad del municipio en mención, asegurando también 7 vehículos con reporte de robo en un terreno con características de deshuesadero en el poblado de Tlanicuilulco, además de 5 inmuebles donde se encontraron autopartes como: 10 puertas de vehículos de diferentes marcas, 7 radiadores, 7 condensadores, 7 salpicaderas, 3 cofres, 2 tableros, un medallón, así como 2 motores y 4 vehículos desarmados también con reporte de robo”, se señala en el comunicado.

También se dio a conocer sobre el rescate de tres tigres, mismos que quedaron a disposición de las autoridades.

Cabe recordar que el domingo pasado, el Ejército, la Guardia Nacional, la Policía Estatal y Ministerial iniciaron una operación en el municipio de Quechultenango.

Pero, el martes pasado, los habitantes del municipio retuvieron por más de ocho horas a unos 30 soldados y policías para exigir que fueran retirados de Quechultenango.

Hay que destacar que Quechultenango es el bastión de Los Ardillos, una de las organizaciones criminales que más ha crecido en la última década. Los Ardillos son encabezados por los hermanos Celso, Antonio y Jorge Ortega Jiménez.

Diferentes colectivos de desaparecidos señalan al diputado local por el PRD, Bernardo Ortega Jiménez de ser el que gestiona seguridad a sus hermanos.

(62 , 2)