Con el objetivo de no ser arrestado por el asesinato de un joven identificado como Brayan, el pasado 18 de abril de 2019 en el municipio de San Francisco del Rincón, Guanajuato, Martín Alberto “El Tomaye” decidió raparse para no ser identificado.

Con su cambio de imagen, el individuo logró burlar por dos años a la autoridad, sin embargo fue el pasado 3 de febrero de 2022 que elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) lo descubrieron y lo capturaron.

El ahora detenido es de una abundante cabellera y de un día para otro parecía una persona distinta, de mayor edad, sin pelo en la frente ni en parte superior de la cabeza, y portando lentes.

Con base en resultados de los laboratorios de la AIG se pudo determinar la identidad de “El Tomaye”, así lo informó la Fiscalía.

La detención del hombre se efectuó cuando circulaba a bordo de un vehículo gris en la colonia Santa Anita y al percatarse de la presencia de elementos de la Policía Municipal intentó darse a la fuga iniciando una persecución por varias calles.

Cabe destacar que un agente del Ministerio Público formuló cargos penales en contra del “Tomaye” ante un juez de control, quien lo vinculó a proceso por el delito de homicidio calificado.

La Fiscalía contó que el día de los hechos, cerca de las 22:00 horas, la víctima Brayan, conocido como “El Pachus”, transitaba en una bicicleta por la calle Fausto León esquina con Francisco Márquez de la colonia Santa Anita, cuando Martín Alberto en compañía de otra persona lo interceptaron y le dispararon.

De forma inmediata, los impactos de bala en la cabeza a la altura de la ceja, provocó la muerte de “El Pachus”.

La acción culminó cuando Martín “N” impactó su vehículo y lo dejó abandonado para huir corriendo rumbo a un domicilio, pero antes de llegar los oficiales lo alcanzaron, y ahora se encuentra en prisión preventiva oficiosa.

(7 , 1)