La Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) ha dicho que ellos fueron los que localizaron un campo de exterminio al norte del país, por lo que familiares de personas desaparecidas los han criticado duramente.

Así mismo, les pareció ofensivo que la titular de dicha instancia, Karla Quintana, comunicara primero a los medios información sensible para los familiares, quienes se enteraron por la prensa de que en dicho lugar se encontraron decenas de cuerpos calcinados recientemente.

Tras esta acción, los Integrantes del Colectivo Todos Somos Uno, quienes buscan a cerca de 100 personas que desaparecieron este año en la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, se manifestaron en el centro de esta ciudad contra la CNB y la comisionada Quintana.

La vocera del colectivo y cuyo esposo desapareció el pasado 23 de abril en Nuevo Laredo, Juana María Prado rechazó totalmente que la Comisión Nacional de Búsqueda fuera quien descubriera un nuevo campo donde el crimen organizado incineraba a su víctimas.

Sí conocíamos sobre este campo. Fue descubierto desde el pasado 22 de agosto por la Comisión Estatal de Búsqueda de Tamaulipas. Ella no lo encontró, ella lo hizo público. Se fue a parar ahí y se tomó unas fotografías”, afirmó Prado Vega.

“Con sus declaraciones sobre lo que encontraron ahí, no sabe el daño que les hizo a las familias porque muchas familias no estamos preparados para enterarnos por los medios que tu esposo, tu hijo o tu hermano posiblemente fue incinerado o está enterrado en ese terreno. Creo que no tuvo tacto o la disposición de hablar primero con los familiares de desaparecidos”, continuó Pardo.

Mencionó que el Colectivo Todos Somos Uno y otros de Tamaulipas han buscado a Karla Quintana para que les explique lo que encontraron y anteriormente para solicitar apoyo para la búsqueda de sus parientes pero no han tenido respuesta.

En una entrevista, la titular aseguró que recientemente habían encontrado una “zona de exterminio” que aún estaba activa, localizada cerca del kilómetro 26 de la carretera Monterrey-Nuevo Laredo, precisamente el sitio donde se les perdió el rastro de su teléfono móvil a la mayoría de las 100 víctimas desaparecidas en lo que va de 2021.

Los miembros del colectivo Todos Somos Uno y del colectivo Grupo Civil de Búsqueda, informaron que en Nuevo Laredo existe otro “campo de exterminio” que fue descubierto por la Comisión Estatal de Búsqueda de Tamaulipas en febrero pasado.

Godofredo Hernández Rivera, portavoz del colectivo Grupo Civil dio a conocer que “la Fiscalía de Tamaulipas ya revisó el campo que se localiza (…) sobre la salida a la carretera a Piedras Negras y levantó evidencias de restos humanos”.

(5 , 1)