En Hidalgo Coahuila, los elementos de seguridad que integran el Operativo Noreste abatieron a nueve sicarios, a su vez les fueron asegurados dos vehículos, uno de ellos con blindaje artesanal, conocido como “monstruo”, y 10 armas, entre ellas una tipo “Barret”.

Los elementos de seguridad que participaron en el operativo forman parte del Ejército Mexicano, destacamentados en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

El jueves 16 de septiembre, alrededor de las 15:15 horas, los policías del estado fueron agredidos cuando se encontraban en un recorrido de supervisión y vigilancia en una brecha con dirección a la carretera Anáhuac-Colombia.

Por lo que, elementos de la SEDENA de los estados de Coahuila, Nuevo y Tamaulipas se unieron a los policías estatales, quienes ubicaron a los gatilleros y los enfrentaron.

Durante el despliegue táctico participaron fuerzas de las bases de operaciones de los municipios de Hidalgo y Guerrero, Coahuila.

Se decidió mantener un operativo para localizar al resto de los agresores.

(9 , 2)