Redacción MX Político.- A petición de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, el Instituto Nacional de Migración (INM) emitió una alerta migratoria a nombre de José Noriel Portillo Gil, alias “El Chueco”, quien es identificado como el presunto responsable del asesinato de los sacerdotes jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora, así como del guía de turistas Pedro Palma, el pasado lunes en Cerocahui.

El instituto explicó en un comunicado que la alerta busca evitar que el sujeto evada la acción de la justicia, al estar imputado por varios delitos, entre ellos los asesinatos ocurridos en la Sierra Tarahumara.

“Se verificará e informará a las autoridades respectivas sobre los movimientos de ingreso-salida de la persona mencionada, a través de los 194 puntos de tránsito internacional del territorio nacional, aéreos, marítimos y terrestres”, aseguró el INM.

La gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos, informó este miércoles que fueron localizados los cuerpos de las tres personas asesinadas el pasado lunes en Cerocahui, municipio de Urique.

La Fiscalía de Chihuahua ofrece una recompensa de hasta 5 millones de pesos a quien o quienes aporten información veraz, eficaz, eficiente y útil que conduzca a la captura de José Noriel Portillo Gil.

Por su parte, el gobierno federal activó una cédula de búsqueda para “El Chueco”, por el delito de homicidio calificado ocurrido en Cerocahui, Chihuahua. Se le atribuye el control de actividades del narcotráfico, además de talamontes y sicarios en la Sierra Tarahumara, en particular en la zona del municipio de Urique.

El fiscal de Chihuauha, Roberto Javier Fierro Duarte, fiscal de Chihuahua, dio a conocer que José Noriel participó en dos actos violentos contra la población civil de Urique el pasado lunes.

El primer hecho se registró la mañana del lunes, cuando el presunto criminal arribó a un domicilio para localizar a Paul B., por una rencilla generada durante un juego de béisbol. El fiscal explicó que el domingo se realizó un juego de béisbol en el que perdió el equipo patrocinado por el criminal, lo que generó el reclamo y la disputa.

Según esta versión, “El Chueco” disparó contra Paul B. y secuestró a su hermano, Armando B., que son buscados en calidad de desaparecidos.

Tras las diligencias, se logró establecer que una mujer y un menor reportados como desaparecidos en estos hechos se encuentran bien, pues se retiraron de la zona de conflicto.

El segundo hecho tuvo lugar horas más tarde, cuando Pedro Palma, guía de turistas, interactuó con “El Chueco” y posteriormente fue secuestrado. El civil logró escapar y llegó golpeado al templo del pueblo, donde fue auxiliado por los jesuitas Javier Campos y Joaquín Mora.

José Noriel Portillo llegó al lugar y asesinó al guía de turistas y a los dos jesuitas; también ordenó llevarse los cuerpos.

jpob

(11 , 11)