Redacción MX Político.- El hostigamiento y acoso sexual, por parte del decano de la Facultad de Derecho y Presidente del Tribunal Universitario, Eduardo López Betancourt, ha mantenido durante dos años a la abogada y estudiante de posgrado, Lourdes Ojeda, en la búsqueda de justicia, que le ha costado el señalamiento de sus colegas, profesores y la indiferencia de las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La denuncia inició formalmente en la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ), pero Ojeda, no se ha rendido para llegar a la Fiscalía General de la República (FGR), “por cuestiones de competencia por ser la universidad una institución federal, sin embargo, la carpeta de investigación me la mandan a la FGJ de la CDMX y lleva a cabo todo el procedimiento, y sí lo constituyen como acoso sexual”.

El último acoso por parte de Betancourt se dio cuando, “Iba a ingresar una clase llévame a mi clase a las 7 de la mañana y ahí sufrí otra agresión, pero ya más fuerte en materia sexual y decido actuar. En esa ocasión me agredió con palabras muy fuertes”, aludiendo a ciertas partes de su cuerpo y que “por eso las matan”, explicó la litigante.

El pasado 28 de septiembre, tuvo comparecencia en la FGR, y comentó que la “siguiente etapa es la judicialización del expediente al reclusorio con el juez, quien determina y valora los elementos y saber si lo vinculan, con los datos de prueba. No hay un término exacto solamente estamos esperando las conclusiones de la comparecencia, porque yo aporté la documentación que ingresarán”, comentó la denunciante.

En octubre de 2019, Ojeda había exigido su destitución de la presidencia del Tribunal Universitario al señalar que, en su gestión como funcionario del gobierno de Guerrero en 1995, ocurrió la matanza de Aguas Blancas de la cual lo responsabilizó y lo señaló como inapropiado para ocupar dicho cargo.

“Yo le mandé una carta al rector, explicándole que este señor no podía ser funcionario, honestamente me dio vergüenza explicarle al rector en su momento, que en el 99 me había agredido sexualmente con palabras lascivas, pero yo sé que López Betancourt, trae un historial oscuro”.

El acoso por parte de Betancourt, comenzó desde que ella era estudiante de la Facultad de Derecho y él profesor, durante la huelga del 1999-2000, le realizó propuestas sexuales, sin que Lourdes, se atreviera a llevar a cabo acciones en contra del decano por vergüenza.

jpob

(7 , 7)