Los 35 adultos y 21 niños haitianos que fueron abandonados en Acapulco, se quedarán de manera temporal en el puerto, se les habilitará un refugió en la Unidad Deportiva Jorge Campos Navarrete en Ciudad Renacimiento, en la periferia del municipio, en donde dormirán y serán atendidos.

Los migrantes denunciaron que agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) los subieron a un autobús desde Tapachula, Chiapas sin informarles su destino.

Luego de dormir por tres días a la intemperie en calles de Acapulco y sin recibir atención por parte de la administración municipal, el gobierno de Guerrero y la Secretaría del Migrante se hicieron cargo del caso.

Los extranjeros aseguraron no pertenecer a la caravana migrante, sin embargo, por la tarde del viernes se confirmó que son parte del contingente que se disolvió en Chiapas tras la represión de la Guardia Nacional y que ahora buscan asilo en México.

Después de que fueran sanitizados contra el Covid-19, fueron llevados en camiones de la ruta Costera Miguel Alemán a la UDA del Rena.

De acuerdo con el director del polideportivo, Tomás López García, la sede fungirá como albergue para el grupo de haitianos en el que se les harán pruebas Covid y se les brindará atención médica por parte del gobierno estatal.

Cabe destacar que aunque los migrantes tienen una tarjeta brindada por el INM que les permite permanecer unos días en el puerto sin ser deportados, aún se desconoce su situación migratoria.

(26 , 6)