Fueron identificados por la Fiscalía General de Nuevo León cuatro de los ocho cuerpos sin vida encontrados en las fosas clandestinas situadas en las afueras del ejido San Javier, en el municipio de Salinas Victoria.

Las autoridades estatales dieron a conocer que dos de los cuerpos pertenecen a las jóvenes que desaparecieron el pasado 30 de noviembre en Ciénega de Flores.

Tras la autopsia se logró saber que las víctimas fueran asesinadas con armas de fuego, a pesar de que en la zona donde fueron hallados no se encontraron cartuchos ni proyectiles.

Los cadáveres correspondían a las primas Allison Marie Guajardo Pecina, de 23 años, y Debanhi Sanjuanita Jaditzi Guajardo Soto, de 28, quienes desaparecieron el último día del mes pasado en la colonia Tía Lencha, en Ciénega de Flores.

Por su parte, los otros dos cuerpos corresponden a Víctor Manuel Aranda Velázquez, de 35 años, y Roberto Carlos Almanza Muñoz, de 36, ambos ya fueron reclamados por sus familiares.

Los cadáveres constan de cuatro cuerpos masculinos, tres femeninos y una osamenta, fueron localizados, enterrados o semienterrados, el pasado 14 de diciembre en una zona baldía, dos kilómetros al norte de la comunidad de San Javier, en Salinas Victoria.

(10 , 1)