Redacción, Noticias MX Político. La diputada local del PRI, Perla Villarreal Valdez, denunció que un grupo de personas armadas robó una pipa con agua que había llevado a la colonia Independencia, al sur de la ciudad, para auxiliar a personas necesitadas ante la sequía que afecta la entidad.

La legisladora explicó que el vehículo particular que rentó, con un contenedor de 10 mil litros, llegó entre las 15:00 y 16:00 horas para abastecer una cisterna y un tinaco comunitario, aunque los vecinos comenzaron una discusión sobre el destino que le darían al recurso.

Según Proceso, mientras unos pedían que se descargara el líquido en la cisterna y otros en el tinaco ubicado en las calles Tepeyac y Peña, ocurrió el robo de la cisterna por hombres que determinaron el destino del líquido, como explicó la misma Villarreal.

“De repente aparecieron 14 hombres armados, vestidos como militares, y nos dicen que la pipa no se va mover, que se va a poner donde ellos dicen, entonces se llevan la pipa hacia la cisterna donde ellos querían”, dijo en entrevista.

Para identificar a uno de los asaltantes, difundió una fotografía de un hombre que se cubría el rostro con un pañuelo, que vestía ropa táctica, y sostenía en una mano un fusil que parecía una AK-47, y en la otra llevaba un radiotransmisor.

La legisladora del Distrito 4 dijo que se comunicó con la policía estatal Fuerza Civil para que proteja el envío próximo de contenedores a zonas necesitadas, para que los tinacos comunitarios sean llenados sin contratiempo.

Anunció, además, que ya preparan la respectiva denuncia penal para reportar el asalto del que fueron objeto durante la entrega de agua en este sector popular de la capital.

“Estamos integrando los elementos para presentar una denuncia formal y también solicitaremos el apoyo de las autoridades. Seguiremos trabajando, porque se trata de hacer equipo llevando el vital líquido a las colonias que tanto lo necesitan”, mencionó.

Dijo que su intención esta tarde, antes de que ocurriera el atraco, era ayudar a personas en la colonia que han sufrido por los recortes en el suministro del líquido.

“Nosotros lo que queríamos hacer con la pipa de 10 mil litros, era poner media pipa al tinaco y media pipa a la cisterna para que más personas alcanzaran en ese día. La gente está sumamente desesperada, por eso ya se están registrando situaciones de violencia en las colonias”, señaló.

Nuevo León enfrenta su peor crisis de falta de agua en 30 años debido a la falta de lluvias y a la deficiente administración del contenido de sus presas, pues dos de ellas, El Cuchillo, en Linares, y La Boca, en Santiago, se encuentran a niveles cercanos al vacío.

La otra presa, El Cuchillo, en el municipio de China, la más grande de la entidad, está al 50% de su capacidad, aunque por falta de infraestructura solo puede enviar una cantidad limitada de agua, que es insuficiente para las necesidades de la metrópoli.

JAM

(10 , 10)