Redacción MX Político.- Agentes de la policía de Veracruz detuvieron a Alberto Uriel “N”, el Beto Ña, quien conformaba la célula de los Carpinteiro ligada al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Xalapa.

De acuerdo con reportes locales, este sujeto fue arrestado en posesión de 10 kilos de marihuana, tras amenazar a una persona en la colonia Arboledas del Sumidero, durante el transcurso de este 8 de junio en la entidad del Golfo de México.

Las investigaciones señalan que el Beto Ña apuntaba con una pistola a un transeúnte y fue reportado a los servicios de emergencia, por quienes presenciaron la escena criminal. De inmediato se desplegaron agentes estatales e interceptaron al presunto agresor sobre la avenida Café.

Según los reportes, el supuesto integrante del CJNG se desplazaba a bordo de un vehículo Ford Fiesta. Tras llegar a él, los oficiales marcaron el alto y procedieron a revisar la unidad. Fue así como localizaron un paquete con el enervante con peso de 10.18 kilogramos.

Al interior de la camioneta también había un arma de fuego corta con un cargador y al menos 10 cartuchos útiles. El hombre fue detenido por probables delitos con la salud y la posesión del armamento. Después se identificó que era el Beto Ña.

Los informes indican que el supuesto delincuente cuenta con antecedentes penales por asesinato, robo de vehículos y narcotráfico con los Carpinteiro, cuyas operaciones están asociadas al CJNG en la ciudad veracruzana. Además, esta facción igual se dedica al robo a negocios, cobro de piso y la extorsión.

Todo lo asegurado fue puesto a disposición de la Fiscalía General de la República con sede en Xalapa, donde se definirá la situación jurídica del Beto Ña, así como el alcance de sus nexos con la organización liderada por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho.

En sus inicios, antes de 2010, el CJNG se desempeñó en Veracruz como brazo armado del Cártel de Sinaloa para ejecutar a rivales y se les conoció como los Matazetas. Luego se consolidaron como una organización con Oseguera Cervantes y para 2013 anunciaron su deslinde con los sinaloenses.

El estado que se extiendo por el Golfo de México es crucial para los narcos por sus conexiones portuarias con el sur y el norte del continente de América. Además, es línea directa de paso con rutas de migrantes que vienen de Centroamérica hacia Estados Unidos.

Actualmente se tienen identificadas operaciones del Cártel Jalisco Nueva Generación, Cártel del Golfo, los Zetas Vieja Escuela, Cártel del Noreste Z, Cárteles Unidos (Cártel de Sinaloa unido con los Ántrax y Mando Sur Gente Nueva) y Jarochos Unidos, así como el Grupo Sombra.

Pero desde octubre de 2020 se ha reportado el dominio del CJNG en el puerto veracruzano, donde arriban armas, drogas y, sobre todo, precursores químicos para elaborar droga sintética en laboratorios de los distintos muelles de la zona.

Presuntamente, en esas actividades están involucradas, o al menos enteradas, varias empresas y sus respectivos clientes como agentes navieros, además de las autoridades de seguridad y administrativas.

Algunos testimonios señalan que una de las rutas de los barcos mercantes, es de Asia al puerto de Manzanillo, Colima, desde donde bajan por el Océano Pacífico hasta el Canal de Panamá, lo cruzan y finalmente llegan al puerto de Veracruz. Una ruta más empieza en Sudamérica, desde países como Colombia.

Una vez en tierra los precursores químicos siguen su recorrido por Cardel, hacia Xalapa y llegan a los municipios como Coatepec, Naolinco, Misantla y Martínez de la Torre, donde supuestamente están los laboratorios químicos que convierten los elementos en cristal. Y una vez obtenidos los resultados, se distribuyen a nivel local, nacional y rumbo a Estados Unidos.

jpob

(13 , 13)