En calles de la ciudad de Matamoros fue baleado Adán Sauceda Gamboa, quien era hermano de los capos del narcotráfico del Cártel Del Golfo, Gregorio “El Caramuela” y de Héctor Manuel “El Karis”, luego de que fuera sorprendido por dos motosicarios cuando hacía alto momentáneo en su camioneta.

El asesinato se suscitó el miércoles pasado, pero ante el hermetismo que se manejó fue hasta este jueves en que el rumor comenzó a esparcirse y finalmente confirmarse.

El crimen ocurrió a las 14:30 horas en la avenida Leyes de Reforma entre la avenida 12 de marzo y avenida 31 de la colonia Acuario en la zona oriente del municipio de Matamoros, según dijeron las autoridades del estado.

Sauceda Gamboa recibió por lo menos cuatro impactos de bala calibre 9 milímetros, uno de ellos en la cabeza y tres más en la espalda.

El hoy occiso fue hermano de Gregorio Sauceda Gamboa, “El Caramuela”, jefe regional de Reynosa y Matamoros y de Héctor Manuel Sauceda Gamboa, “El Karis”, quien de la mano con Los Zetas, se encargó de enfrentar al cártel de Sinaloa cuando intentaron apoderarse de la ciudad de Nuevo Laredo.

Los dos hermanos fueron piezas claves para que la empresa criminal se fortaleciera económicamente con el trasiego de la cocaína y mariguana hacia los Estados Unidos.

Sin embargo, Gregorio fue arrestado por las autoridades en el 2009 y en ese mismo año Héctor Manuel fue abatido durante un enfrentamiento con la SEDENA en la ciudad de Reynosa al ser el jefe regional tras la caída de Jaime González Durán “El Hummer”.

Ante la caída de los capos, Adán decidió retornar a Matamoros, aparentemente dejando las armas y dedicarse a la venta de automóviles usados de procedencia americana.

No obstante, las autoridades creen que Adán continuaba relacionado con grupos afines del Cártel Del Golfo.

(90 , 29)