Redacción Mx Político.- Resultado de una efectiva indagatoria de la Fiscalía Especial Regional del Distrito XI con sede en Colotlán, se logró la captura y vinculación a proceso de dos hombres así como una mujer que se encuentran identificados como probables partícipes en el asesinato de dos masculinos cuyos cuerpos fueron encontrados dentro de un barranco en el municipio de Mezquitic a principios del presente año, así como en la tentativa de muerte de otros dos.

Se estableció que el móvil del crimen fue una venganza por viejas rencillas a causa de problemas vecinales que tenían las familias a las cuales pertenecían los imputados y las víctimas.
 
Ellos son Rosendo C., Calixto B. y Yolanda B., quienes enfrentan un proceso penal por los delitos de homicidio calificado y homicidio calificado en grado de tentativa, por lo que deberán permanecer en prisión preventiva oficiosa durante un año, como medida cautelar solicitada por el Ministerio Público ante la gravedad de los hechos.
 
Los hechos que motivaron la presente indagatoria comenzaron el 8 de enero del presente año, aproximadamente a las 11:00 horas, tras la localización de tres masculinos sin vida en el fondo de un barranco ubicado en la comunidad de San Andrés Cohamiata, en Mezquitic, que se encuentra el norte de Jalisco. Todos presentaban estado de descomposición y dos de ellos estaban maniatados.
 
Los cuerpos fueron identificados y se estableció que dos de los fallecidos eran familiares entre sí, mientras que el tercero tenía consanguinidad con Rosendo C., Calixto B. y Yolanda B. quienes tenían varios días que no sabían de él.
 
Conforme avanzaron las pesquisas que realizó la Fiscalía Especial Regional se pudo establecer que todas esas personas habían tenido problemas vecinales por viejas rencillas entre sus respectivas familias.
 
Sin embargo, tras la desaparición del masculino que era pariente de Rosendo C., Calixto B. y Yolanda B., éstos asumieron que los probables responsables eran sus vecinos, por ello, presuntamente planearon asesinarlos.

Con la ayuda de otras personas sacaron de su casa a cuatro hombres a los cuales les ataron las manos y por la fuerza se los llevaron privados de su libertad hasta la barranca conocida como Mirador Arrayanes, ubicado aproximadamente a 300 metros del rancho Cohamiata, donde aventaron a dos de ellos de forma intencional, provocándoles la muerte.
 
Sin embargo, cuando estaban por lanzar a las otras dos víctimas, en el forcejeo de resistencia uno de los agresores cayó al abismo, por lo que sus cómplices le ayudaron a salir y todos se dieron a la fuga, por lo que dichas personas lograron sobrevivir.
 
De las pesquisas que se llevaron a cabo no existen elementos que presuman que la muerte del familiar de los imputados haya sido intencional. Por el contrario, se considera que fue un hecho accidental, ya que previo a su desaparición el hombre había acudido a un festejo cercano y al pasar por el barranco, se presume que cayó.
 
Como resultado de los trabajos en gabinete y campo para hacer efectiva la justicia a las víctimas, la Fiscalía Especial Regional logró establecer la probable participación de Rosendo C., Calixto B. y Yolanda B. en los delitos aquí mencionados, por lo que solicitó órdenes de aprehensión en su contra.
 
Efectivos de la Policía de Investigación del Distrito XI desplegaron diversos operativos de búsqueda que arrojó resultados positivos con la captura de dichas personas en la zona centro de Huejuquilla.
 
Todos fueron puestos a disposición del Juez de Control y Oralidad, por ello el Ministerio Público los imputó por los delitos de homicidio calificado en agravio de los dos hombres fallecidos y homicidio calificado en grado de tentativa, en perjuicio de los otros dos masculinos sobrevivientes.
 
Al aportar datos de prueba suficientes, el Órgano Jurisdiccional consideró que eran suficientes y los vinculó a proceso en los términos ya señalados.
 
La Fiscalía del Estado continúa con las indagatorias del caso y refrenda su compromiso con la sociedad para llevar a cabo diariamente sus tareas de investigación, ya que con los resultados de estos trabajos del Ministerio Público y de la Policía de Investigación, se contribuye a la procuración de justicia en Jalisco y a la salvaguarda de los derechos de las víctimas.

(8 , 8)