El defensor ambientalista David Díaz Valdez, fue asesinado por impactos de arma de fuego en Manzanillo, Colima, la tarde del 2 de julio.

Las autoridades policiales señalaron que los disparos fueron perpetrados por “sujetos desconocidos”, cuando el activista salía de su vehículo.

La Cruz Roja llegó al lugar para atender a la víctima quien ya no presentó signos vitales y fue la Fiscalía General del Estado (FGE) quien se hizo cargo del cuerpo e inició con las investigaciones del hecho.

El 21 de junio pasado, el ambientalista fue puesto en libertad, luego de estar encarcelado por el delito de “amenazas y ataque peligroso”, asociado a la labor de activismo que realizaba y “la denuncia pública respecto de los impactos negativos de la construcción de una termoeléctrica en la comunidad de Campos, de esa entidad federativa”, informó la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que condenó el homicidio.

(4 , 1)