Redacción MX Político.- Enrique Alfaro Ramírez, gobernador del estado de Jalisco, confirmó que la ola de agresiones y narcobloqueos en la entidad fueron realizados para impedir que refuerzos militares entraran a la ciudad luego de que se suscitaran enfrentamientos entre el Ejército y grupos delincuenciales.

“Lo de ayer fue producto de un operativo que fuerzas federales realizaron en el municipio de Ixtlahuacán del Río para enfrentar a grupos de la delincuencia organizada quienes como reacción, intentaron bloquear las entradas de la ciudad para evitar que los refuerzos pudieran llegar a este punto”

Informó además, que estos actos generaron la quema de tres camiones públicos, dos vehículos particulares, un camión de refrescos y una tienda de autoservicio, estos en el área metropolitana de Guadalajara. En los ingresos de Ixtlahuacán, fueron quemados otros 7 vehículos. Sin embargo, dijo que no hubo ninguna persona fallecida a consecuencia de lo anterior.

Por otra parte, Alfaro Ramírez comunicó que la información preliminar del operativo incluye cinco personas detenidas y un presunto delincuente abatido, así como nueve vehículos confiscados (uno de blindaje artesanal), 31 armas largas (cuatro ametralladoras) y un arma corta. Algunos explosivos, también fueron decomisados.

El gobernador no aclaró a qué grupos delincuenciales pertenecían los detenidos, pero finalizó diciendo que se darían detalles de lo sucedido más adelante. Cabe destacar que el Diego Sinuhé Rodríguez Vallejo, gobernador del estado de Guanajuato, hasta donde se extendieron los hechos, aún no ha difundido información al respecto.

jpob

(35 , 1)