La consulta será el lavamanos de YSQ 

Redacción MXPolítico.-Ayer se informó que, la Unidad de Inteligencia Financiera, presidida por Santiago Nieto, presentó una denuncia por corrupción en contra de Emilio Lozoya Austin, con lo que sumarían seis las querellas endilgadas al exdirector general de PEMEX. 

Durante la semana que concluyó también supimos, por medio de trascendidos, que la FGR busca que Rosario Robles involucre a Luis Videgaray en el tema de la Estafa Maestra, quieren al ex hombre fuerte del peñato en el ‘bote’. 

Sumado a lo anterior, el presidente López Obrador acusa con frecuencia a Genaro García Luna y a Felipe Calderón Hinojosa, como responsables de haberse involucrado con el crimen organizado, con menor frecuencia, le tira leña a Carlos Salinas y Vicente Fox. 

Sin embargo, Enrique Peña Nieto, no está entre las obsesiones del tabasqueño, ante todas las tropelías del ‘toluquita’, don Andrés calla como momia. 

Es curiosa la ‘ceguera’ del mandatario, porque si alguien simboliza la corrupción galopante es, precisamente, el mexiquense, su administración fue la cúspide del pernicioso fenómeno, que no ha desaparecido, de ´pegarle al cajón’. 

Todo parece indicar que, don copete hueco, hizo un pacto extralegal con el adorador de los tamales de chipilín, para gozar de un salvoconducto permanente que le permita vivir la vida loca sin ningún contratiempo. 

Así las cosas, si Peñita no es sometido a juicio, la mentada 4T será, con la pena, otro de los grandes fiascos de la tragicomedia mexicana. No nos hagamos bolas. 

Autor: Javier Roldán Dávila 

___

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(5 , 5)