Redacción MX Político.- Esto no me lo cuentan yo lo ví. Una nueva tienda departamental, (Ikea) al parecer de capital sueco, instalada en el oriente de la Ciudad de México, estaba no al 40, ni al 50 menos al 60 por ciento, sino que registró un aforo hasta del 150, este domingo, sin que ninguna autoridad capitalina se presentará en el lugar para verificar que se cumplieran las medidas sanitarias impuestas por la autoridad.

Las autoridades de la Ciudad de México informaron el viernes pasado que la capital de país continuaría en semáforo amarillo, de riesgo medio, lo que sólo permite un aforo del 60 por ciento en centros comerciales y restaurantes, ¿entoces por qué se permite un aforo mayor cuando las mismas autoridades reconocen que estamos en una tercer ola de la pandemia?

La Secretaría de Salud eliminó esta semana el semáforo epidemiológico implementado desde el año pasado, en un momento cuando muchas entidades federativas presentan un retroceso preocupante en los últimos días, según las cifras oficiales, registran un contagio, durante la semana pasada, de más de 12 mil casos diarios.

Sin medición, de las autoridades sanitarias, algunos estados del país regresaron al semáforo rojo, o lo que eso representa para sus economías. Sinaloa y Tamaulipas están entre los casos de las entidades que deberían regresar al confinamiento absoluto, sin embargo, en esta tercera ola, no habrá las restricciones como las que se impusieron durante la primera ola de COVD-19.

Mientras, las autoridades sanitarias nos siguen mintiendo porque los más de 12 mil casos diarios que se registraron la semana pasada son sólo una muestra que no representa la realidad, los mexicanos, nos encontramos cada día más indefensos frente este maligno virus

El gobierno enfoca todo a el número de vacunas que se aplican diariamente, sin que hasta ahora signifique un cambio que los mexicanos estemos percibiendo y, que nos dé mayor seguridad para retomar las actividades que veníamos haciendo antes de que nos cayera el chahuistle de la pandemia.

++++

¡Qué paradoja!: mientras aquí el gobierno de Andrés Manuel López Obrador desdeña lo que sucede en Aguililla, Michoacán, en el Vaticano el Papa Francisco muestra su preocupación por lo que sucede en la tierra caliente michoacana, en donde la situación está verdaderamente caliente…Mientras el doctor Hugo López Gatell mal informa al presidente Andrés Manuel López Obrador de que no hay saturación en los hospitales COVID. Desde el Istmo de Tehuantepec me informan que en el Hospital Covid del IMSS de Salina Cruz, en el estado de Oaxaca, no hay medicamentos, ni oxígeno, tampoco ventiladores para los enfermos que requieren de esa atención médica por contagio del virus del SARS-COV-2. Además el único hospital Covid en la zona es el del IMSS y se encuentra al borde del colapso, no hay capacidad para atender a más personas contagiadas. Los pasillos están llenos de enfermos esperando una atención adecuada. ¿Y el gobernador? presume logros que los oaxaqueños no ven. En ese puerto se han registrado más de 40 muertos en los últimos días.

Pero volviendo a la Ciudad de México, aquí los restaurantes no sólo no respetan el mínimo de aforo establecido, sino que hasta lo han aumentado con servicio en las calles con todo lo que esto representa en materia de contaminación de los alimentos.

circuitocerrado@hotmail.com
@HctorMoctezuma1

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(5 , 5)