¿Se saldrá con la suya?

Redacción MX Político.- Esa es la pregunta que salta a la vista después de que los integrantes de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no aprobaron la constitucionalidad del #AcuerdoMilitarista, firmado por el presidente de la República y en el que se otorga la faculta de utilizar las fuerzas armadas para fines de seguridad hasta el año 2024.

La buena es que el proyecto de la ministra Ana Margarita Ríos Farjat proponía declarar constitucional el acuerdo. No encontró eco y entones se decidió que el asunto lo vea el Pleno de la Corte.

La mala: se abordará el caso en marzo de 2023 cuando el presidente cuente con 4 ministros propuestos por él. Tres mujeres: Ana Margarita Ríos-Farjat (cuyo esposo, Gabriel Cavazos, presuntamente es investigado por el SAT, Yasmín Esquivel Mossa (esposa del constructor José María Riobóo. El influyente contratista que avaló la destrucción del NAIM), Loretta Ortiz Ahlf (cercana al presidente López y casada con José Agustín Ortiz, titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales) y Juan Luis González Alcántara Carrancá (fue presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México cuando López fue jefe de Gobierno (2000-2005).

El tema no es menor. Es sumamente mayor.

De acuerdo con la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, el trámite para declarar constitucional o inconstitucional una ley o un decreto que no pasa por el Congreso de la Unión, se requieren 8 de los 11 votos del Pleno de Ministros. Si no se alcanza el número, el caso analizado seguirá vigente y de aplicación.

Posponer el debate durante tres meses despierta la sospecha. No porque se trate de un acto de corrupción sino de uno de sumisión.

Si de suyo es difícil que los ministros (tras) voten mayoritariamente por cualquiera de las opciones, salvo en temas extremadamente claros respecto de la violación de la Constitución, hay que imaginar cómo se pondrá la votación cuando cuatro integrantes del Pleno tienen, abierta o sesgadamente, agradecimiento con el presidente por haberlos propuesto y con los senadores por haberlos designado.

Con el nombramiento de la doctora Loretta Ortiz, el presidente, en teoría, tiene el control de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con lo cual se confirma que su formación política tuvo la visión clara de la autocracia.

Porque ya controlaba el Legislativo. Los diputados de Morena y sus satélites, PVEM y PT, y en la pasada legislatura también contaba con el PES -aunque como partido perdió el registro- tenía la mayoría calificada con la cual pudo haber reformado la constitución cuantas veces hubiera querido, pero lo traicionó la confianza y supuso que en las elecciones intermedias el “pueblo bueno” le depositaría de nueva cuenta la confianza. A pesar de no tenerla ahora, de todas formas, controla la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación y todas las leyes secundarias que se le ocurran porque le alcanza la mayoría simple.

¿Qué destino se advierte para México en los próximo tres años?

La opacidad en el manejo multimillonario de obras del Gobierno, así sea una barda para una escuela o Dos Bocas, conforme al Acuerdo publicado el lunes y con el cual se declaran todas y cada una de las obras gubernamentales de interés para la “seguridad nacional”.

La militarización absoluta aún y cuando no logre la reforma constitucional para que la Guardia Nacional se convierta en el cuarto brazo armado del Ejército. El #AcuerdoMiitarista se lo permitirá a plenitud cuando el Pleno de la Corte no alcance los 8 votos para declararlo inconstitucional.

¿De qué país estamos hablando?

De uno en el que se pierde la Separación de Poderes y se permite la concentración en un solo hombre: Andrés Manuel López.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por el 760 de Amplitud Modulada

(5 , 5)