La linea 12 y las construciones gubernamentales (negocio sexenal)

Todo el ruido,¡ justificado !,sobre lo mal hecho de la Linea 12,que causó tantas muertes,es una historia vieja en México.

Y.desgraciadamente,como muchas historias de nuestros(?) “héroes sexenales”de presidente pa’bajo,y sus complices de la inciativa privada(de madre),alcahueteados por los medios “tradicionales”,a sido el cuento de nunca acabar.

Solo como un pequeño recordatorio les diré que han sido cientos de miles de muertes,las que han causado esas “obra$” sexenales,desde que inició,más bien terminó(?),la lucha por la independencia(librarnos de los gachupines-que hasta hoy,no resultó-),y despues el movimiento Revolucionario,que quitó a unos caciques explotadores del campesino y el obrero,para ponernos otros,¡”maspior”,y que hasta el 2018,los padecimos(es mas los seguimos padeciendo).

¡Por supuesto que esas muertes y todas las causadas por el crimen organizado independiente y ¡EL OFICIAL”!,deben ser castigados con toda la saña con la que se cometen..Tratese de quien se trate;ciudadano sin hueso o “servidor público”.!..

En mi opinión,el “que comete crimenes desde el poder debe ser castigado con más severidad,pues aprovechan sus puestos “públicos”,para cometer sus crimenes…¡QUE FUERO NI QUE LA CHINGADA! ..criminal es criminal…PUNTO.

Repito por “chingonesima ocasión:”SIN PERMISO(complicidad)DE “LAS AUTORIDADES”,NO EXISTIRIA EL CRIMEN Y,OBVIO,NI CRIMINALES.En el mundo.

////

Para todos quienes vivieron el suceso de un modo u otro, la sola mención del terremoto que en 1985 asoló a la Ciudad de México conjura imágenes de grandes hospitales derrumbados, símbolo de la corrupción de autoridades que avalaron la construcción de edificios públicos sin las medidas de seguridad adecuadas.

Se calcula que murieron más de 1.000 personas, entre pacientes, médicos, personal de enfermería y demás trabajadores del nosocomio fundado en 1847 con el nombre de Hospital de San Pablo y considerado la cuna de la cirugía mexicana.

Edificio de la Secretaria de Marina,como 400 muertos.

Tlaltelolco,casí 500 muertos.

Uno de las historias más dramáticas del terremoto de 1985 fue en el Hospital General, cuando el área de ginecología y la residencia de médicos se derrumbaron. Murieron 295 personas, entre pacientes, doctores, camilleros y enfermeras. También fueron rescatados 129 personas, entre ellos 7 bebés, que se convirtieron en un símbolo de la esperanza en aquel momento.

Eso solo como VIL ejemplo de como construyen(?)los gobiernos*.

////

Son cientos de miles de kilometros que se han construido en México a través de los años,donde ha prevalecido la corrupción,los sobre precios y la mala calidad de materiales.Hospitales y Escuelas,Carreteras,etc,etc,con los peores materiales que se pudieron conseguir,mediante”intermediarios”(muchos de ellos “mercenarios” de los medios).Con miles de “trabajadores fanstasmas” que existieron en nómina,pero nunca nacieron,siquiera.Circuito mexiquense,Autopista del sol,solo como VIL ejemplo de como robaron con las “obra$”….

Mas aún,hubo “obra$”,¡ QUE NUNCA SE CONSTRUYERON,NI BIEN NI MAL!,pero que si,cada sexenio presidencial,sexenio de gobernadores,y hasta pinchurrientos ”presidentillos municipales”,se han hecho multimillonarios,gastando en obras;¡QUE NUNCA EXISTIERON!..Puras “bardas/refinerias”..Siendo yo un chavalón-10/18 años,cada sexenio,se construía,se pavimentaba,¡LA MISMA CARRETERA !..Los presupuestos,¡por supuesto que se gastaron!…¿Donde,quien los gastó,o “guardó”?.

Vaya,como la “lucha contra el hámbre” de La Chayo.

////

Curiosamente(?),los “notables y mercenarios” de los medios,hasta hoy,despues de más de 80 años de corrupción “prianista”,”decubrieron que el gobierno[el actual,para ell@s]hace las construcciones mal y con materiales de malisima calidad.Cuando las hace.

////

¡ BASTA,NO MAS SANGRE DE PERIODISTAS,NO MAS DESAPARECID@S !..De verdaderos periodistas……

Nada que ver con los mercenarios(que nada mencionaron por las pesimas construcciones de entonces)de los medios.

La herencia del “borolas” en su maxima expresión.

Francisco G.Guzmán.
Chicago,IL.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(9 , 9)