Redacción MX Político.- Luego de que este jueves el Juzgado 8 de Distrito en Materia Administrativa realizará una inspección ocular en Xoco, relacionadas con el proyecto inmobiliario Mítikah, decenas de vecinos salieron en defensa de los trabajos de remodelación y mejoramiento, al considerar que benefician su comunidad al mejorar la movilidad, el espacio público y el suministro de agua potable, entre otros aspectos.

En las calles de Xoco, a pesar de que un grupo de vecinos que está en contra del proyecto de mejora buscó la confrontación e insultó a las autoridades, existe otro sector de hombres y mujeres que, se manifestaron con carteles y gritos a favor de las obras que se realizan en dicho punto de la Alcaldía Benito Juárez (principalmente en Avenida Universidad, y en las calles Real de Mayorazgo y Mayorazgo de la Higuera).

Los habitantes defienden que estas obras ayudarán a que su comunidad esté en mejores condiciones y le darán viabilidad a más proyectos en el futuro, por lo que están a favor de que se de continuidad y se ejecuten los trabajos con prontitud, para beneficio común.

Asimismo, los vecinos acusan que Álvaro Antonio Rosales Gaddar y José René Rivas Valladares, presidente y consejero jurídico de la Asamblea Ciudadana del Pueblo de Xoco, respectivamente, están manipulando a las personas para que actúen con violencia, y no concuerdan con sus ideas y acciones, ejemplo de esto fue cuando retiraron tapiales/vallas metálica que delimitaban el proyecto Mítikah, o amenazaron a trabajadores y les han impedido realizar sus labores.

Entre las denuncias, algunos residentes también destacan que los miembros de la Asamblea buscan beneficios personales, tales como los pagos de predial, locales comerciales, becas en universidades y cambios de techos de lámina por concreto, entre otros.

Comunidad de Xoco rechaza supuesto liderazgo de Álvaro Rosales y René Rivas

Hace unos meses, mediante un comunicado, desconocieron que tanto la asamblea como su representación, son una minoría que habita el lugar, y rechazaron que en esa zona haya existido, como autoridad u organización, algo similar a una asamblea, como la que hoy encabezan Álvaro Rosales y René Rivas.

“Ésta (asamblea) no es parte de la identidad del pueblo de Xoco, ya que nunca, como pueblo originario, ha existido una ‘asamblea’ que forme parte de la identidad del pueblo y, por tanto, no representa a los habitantes originarios y aún menos a los miles de nuevos vecinos que hoy somos parte de la colonia”, indicaba el documento.

Incluso, en redes sociales, usuarios han señalado a Álvaro Rosales, presidente de la Asamblea e integrante de la Comisión de Participación Comunitaria (COPACO), como una de las personas que les ha pedido credencial de elector y ha impedido los avances de las obras en la comunidad.

“Aguas vecino pueblo de Xoco, anda el tal Álvaro de la Copaco pidiendo credencial de elector (copia), que para que te den un beneficio. No se las des, es un fraude”, “@BJAlcaldia, @UCS_GCDMX, favor de enviar una patrulla a la iglesia del pueblo de Xoco porque minoría Copaco quiere para obras en dicha iglesia”, señaló hace unas horas Amado Marino en su cuenta personal (@amadomarino).

Vecinos de Xoco y autoridades mantienen diálogo y acuerdos por obras

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, para las autorizaciones en materia ambiental para estas obras, se contemplaron y consideraron las opiniones y necesidades de los habitantes de Xoco; esto, a través de un proceso de consultas vecinales y de supervisión de un equipo técnico conformado por vecinos, autoridades y la desarrolladora.

Las obras de mitigación autorizadas en Xoco por las autoridades son la construcción de un pozo de agua, que ya fue concluido y que abastecerá a la red de agua potable de la zona; obras en materia de reforzamiento hidráulico (que registran un avance del 95 por ciento) y obras en materia de movilidad (con 65 por ciento del trabajo concluido).

La dependencia también informó que la obras en proceso son la rehabilitación socioambiental del atrio y del templo de San Sebastián Mártir, la mejora urbana de las calles y el establecimiento del espacio público arbolado y la donación reglamentaria del 10 por ciento de la superficie total del Proyecto Mítikah; por otra parte, la Secretaría de Salud está revisando lo correspondiente a la reconstrucción del Centro de Salud de Xoco.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(19 , 4)