-Tercera y última parte-

Redacción MX Político.- “Si en México se establece un control de precios de mercado, lo único que se logrará será distorsionarlo. Está más que probado que los mercados cuando no son alterados, funcionan y acaban beneficiando a los que menos tienen. Es cierto que en ocasiones puede presentarse un “pico inflacionario”, pero luego viene una deflación y la economía se estabiliza. Hoy en día, Profeco es el regulador de la microeconomía nacional y no un “elefante blanco” ni mucho menos “trampolín político”, aseveró en esta tercera y última parte de la entrevista exclusiva que concedió a ÍNDICE POLÍTICO, el doctor en Derecho, Ricardo Sheffield, actual Procurador Federal del Consumidor y reconoció que la institución a su cargo, anteriormente no tenía facultades jurídicas para cobrar multas a quienes violan la Ley Federal del Consumidor, pero gracias a las reformas que entraron en vigor, esto ya es posible y en beneficio del consumidor.

Asimismo, señaló que hoy en día, Profeco lleva a cabo los procedimientos ejecutivos de administración para cobrar multas y una prueba de ello, son los embargos efectuados a bodegas de Walmart por falta del pago de dichas multas, así como el congelamiento de cuentas de First Cash, en donde y en cuanto las realizaron, en menos de 24 horas ya estaban pagando. También informó que a los gobiernos de los estados ya no les dejan la tarea del cobro de multas, porque se hacían que la Virgen les habla y no las llevaban a cabo.

Sin pelos en la lengua para expresar lo que piensa, enfatizó que Segalmex debe dejar de ser un distribuidor hacia los que menos tienen, sino que tiene que convertirse en un intermediario fuerte en donde compre y distribuya en el mercado, para no dejarle dicho papel de intermediario a una sola empresa que puede llegar a especular tanto con el producto como con los precios.

Profundamente enamorado de sus raíces y orgulloso de su natal Guanajuato, al cuestionarle ¿A qué habrá de dedicarse al concluir con su actual encargo?, enfático respondió: “Tengo 55 años de edad, con toda la energía y conocimiento político. Seré gobernador de Guanajuato, nada ni nadie me lo va a impedir”, y para ello, dijo, desde ahora y sin desatender la honrosa y delicada responsabilidad al frente de Profeco, se da a la tarea de construir una nueva alianza política innovadora que le permita llegar a gobernar los destinos de su natal Guanajuato.

Como reportero, muy pocas veces he tenido la suerte de reunirme con un político de enorme sensibilidad y calidad humana, sobre todo, un hombre que transmite confianza y honradez en cada una de sus palabras. Enfocado en cuerpo y alma a la tarea que le fue encomendada por el Jefe del Ejecutivo Federal, es la segunda etapa que se desempeña al frente de esta institución gubernamental.

-¿Profeco es un elefante blanco y no tiene la autoridad jurídica para castigar a quienes abusan del consumidor…?

-Sin permitirme la oportunidad de formular mi pregunta, con voz fuerte exclama… “No tenííííamos… tiempo pasado. Claro que ya la tenemos. ¡Profeco No es un elefante blanco ni mucho menos trampolín político!! De eso se trató la reforma en la que participé como diputado federal entre 2015 y 2018. Ahora, los reglamentos que se acaban de publicar en enero del 2020, nos permite a Profeco cobrar las multas.

-¿Ya no se delegan a gobiernos estatales o municipales?

-No, ya no se les pasan a los gobiernos de los estados ni a los municipios, en donde se hacían que la Virgen les habla y no las cobran.

-¿Está garantizada la transparencia en Profeco con el cobro de multas y sanciones?

-¡Por supuesto!! Ahora, nosotros hacemos los procedimientos ejecutivos de administración para cobrar las multas. Ya hemos embargado bodegas de Walmart por falta de pago de multas. También hemos congelado cuentas como las de First Cash, en donde y en cuanto congelamos cuentas, en menos de 24 horas nos estaban pagando las multas.

-¿Cuenta con equipo humano de primer nivel o está improvisando?

-No Edmundo, ¿Improvisar’… ¡jamás!! Tengo un equipo cada vez más capacitado y más cuidadoso para dar un seguimiento más rápido y preciso a los juicios. ¿Si se quieren defender? ¡Que lo hagan!!, están en todo su derecho, pero Profeco no se va a quedar de brazos cruzados. Vamos a defender a capa y espada los procesos a favor de los consumidores y al final, quizás, les salga más caro el caldo que las albóndigas si no reconocen que fallaron e incumplieron con la Ley Federal del Consumidor.

-¿Qué sucede si el infractor paga a tiempo la multa?

-Si pagan la multa dentro de los primeros 90 días, a partir de que se les notifica, obtienen el 50% de descuento…

-Procesos que pueden durar una eternidad y el consumidor se queda chiflando en la loma?

-¡Nooo!! Ante todo, primero está la seguridad del consumidor, se tiene que reparar el daño. Pero si quieren llevar un proceso largo por dos o tres años, al final, saben perfectamente que van acabar pagando, pero ahora, será al cien por ciento y más los recargos.

-¿Qué hará Profeco para evitar una escalada de precios, que literalmente mata a las familias de bajos recursos?

-Que buena pregunta y te la agradezco. Estamos trabajando en ese tema. Una prueba de ello, tuvimos intervenciones muy importantes durante la pandemia para evitar el alza de precio a los tanques de oxígeno medicinal, logrando que no se escaseara y no solamente evitamos que el precio se fuera a las nubes, quienes infringieron y abusaban de la gente, se aplicaron fuertes multas y hasta clausuras.

-¿Y en cuanto a las gasolinas y gaseras?

-También hemos estado trabajando intensamente en cuanto a las gasolineras y gaseras. Con todo y los problemas internacionales a los que están sujetos estos productos al ser parte de un mercado mundial. Asimismo, quiero informarte que también intervenimos en cuanto al problema del azúcar y alcohol de caña, en donde México es un importante productor. Fuimos a investigar desde las cosechas de caña, los ingenios azucareros, las alcoholeras y hasta el gel anti bacterial.

-¿Y la canasta básica?

-Lo mismo hicimos en cuanto al frijol, huevo, pollo, maíz blanco, harina nixtamalizada que viene del maíz blanco. De tal manera, que pudimos evitar, porque se sabían vigilados de cerca, que cualquiera especulara o acaparara.

-¿A lo mero macho, Profeco puede evitar la especulación y el acaparamiento?

-¡Claro que sí!! Evitar la especulación y el acaparamiento, será algo que se podrá estudiar años más adelante, y se podrá comprobar cuán efectivos fuimos utilizando medidas que jamás había utilizado esta institución.

-¿Será posible establecer un control de precios?

-Eso no es posible porque es un mercado libre, pero sí, la única excepción es con los precios máximos en el gas LP, lo cual, es una medida extraordinaria, aun así, eso no es un control de precios porque no hay un precio fijo, sino un precio máximo en 145 regiones del país que es muy diferente. Así como, uno, para el gas estacionario, y el otro, para los cilindros o “tanques” de gas.

-Si no existe un control de precios…. ¿A dónde vamos a llegar?

-Al no existir eso, tienes que irte hasta el inicio de las cadenas para ir viendo cada eslabón y ver en donde hay problemas y en donde hay abusos…

-¿A la vista del amo, engorda el caballo?

-Con tan sólo hacer requerimientos de información e ir eslabonando esas cadenas, nos permitió que no hubiera ni un solo caso de acaparamiento y no dudes que, a más de uno, sintió haberle dado ganas y mucho menos de especulación.

-¿El proceso inflacionario, un enemigo oculto?

-El proceso inflacionario en México está por debajo de la mayoría de los países del mundo.

-¿Qué hacer con el kilo de tortillas, jitomate, cebollas o limones que andan por las nubes?

-Indudablemente, hace falta una intervención más directa de Segalmex para que se convierta en un intermediario fuerte en el mercado nacional, en el caso del frijol, maíz blanco, chile jalapeño y chile serrano, jitomate saladed, cebolla, pollo y huevo.

¿Una canasta básica inalcanzable?

-En esos productos que te acabo de enumerar, que son tan necesarios en la canasta básica mexicana, estos elementos o productos, debería Segalmex no solo ser un distribuidor hacia los que menos tienen, sino que repito, un intermediario fuerte en donde compre y distribuya en el mercado como otros intermediarios, para que no le dejes el papel de intermediario solamente a una empresa que puede llegar a especular con los precios

-¿Un criminal estira y afloja?

-Sobre todo ahora, con un juego perverso que se da con los Estados Unidos, en donde, si tú no me pagas el frijol como me lo pagan en Estados Unidos, mejor lo mando a Estados Unidos. Si no me pagas el maíz blanco como me lo paga Estados Unidos, lo mando para allá. Ese juego perverso de maniqueo que no es falso, sino que es real. La única manera de evitarlo, es tener un intermediario muy fuerte, que realmente pese y que venga a representar un 20 o 25 por ciento del mercado en la intermediación solamente de estos productos de la canasta básica.

-Insisto, nuestro pueblo ¿Qué ganará con ello?

-Pues que no sean dos o tres fulanos los que controlen a su gusto con el petate del muerto, que lo mandan a Estados Unidos porque allá les pagan más.

-¿Qué demonios tiene Ricardo Sheffield, el único funcionario de la 47, a quien no le han jalado las orejas en las mañeras?

-A lo mejor, porque le dijeron al presidente que me sangran mis orejitas, ja, ja, ja. No le vaya a pasar como a mi maestra de primaria y el presidente salga con la mano llena de sangre.

-¿Es su consentido?

-¡Para nada!!, simplemente, será porque me gusta lo que hago y he formado un gran equipo de trabajo en Profeco. Nos preparamos, estudiamos y con mucho profesionalismo, nos avocamos a cumplir lo que la ley nos manda y lo que el presidente nos encomienda. Porque finalmente, el presidente es la cabeza del Ejecutivo.

-Cuando concluya su misión en Profeco, ¿A qué se va dedicar Ricardo Sheffield?

-Seguiré dedicándome a la política hasta el día en que me entierren

-¿Volverá a buscar la gubernatura de Guanajuato, donde dicen que la vida no vales nada?

-Por supuesto que en Guanajuato la vida vale y vale mucho. Guanajuato es un gran Estado. ¿Qué si voy a buscar de nuevo la gubernatura? No veo por qué no debo de hacerlo. Nada ni nadie me lo impiden. Es por ello y sin dejar de atender esta delicada y honrosa responsabilidad que me confirió el Jefe del Ejecutivo Federal, desde ahora, estoy construyendo una alianza política innovadora que me permita llegar al Gobierno del Estado de Guanajuato, y estar al frente de los destinos de mi natal entidad, en donde… ¡La vida sí vale y vale mucho!!

-Dice el refrán que del plato a la boca se cae la sopa…

-Andrés Manuel López Obrador tiene 68 años de edad y es presidente… ¡Tengo 55 años de edad!! Gracias a Dios, me siento entero y lleno de energía para lograr mi objetivo

-¿A lo mero macho?

-Si se me da la gana, claro que sí.

-¿Ricardo Sheffield es anti AMLO, porque fue a presentar su libro “Del Desamor al Amor” –La Relación de México y el CIAD-, en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara?

-No, no soy anti AMLO, eso estuvieron diciendo. Déjame comentarte que mi libro Del Desamor al Amor, nada tiene que ver con la política y mucho menos con mi encargo en Profeco. Simplemente, me tocó participar en la FIL Guadalajara y presenté mi libro.

¿Cree que lo hayan invitado para taparle el ojo al macho?

-Vaya, ahora que me lo dices… A lo mejor me invitaron para taparle el ojo al macho ¿verdad? Creo que cada quien escribe su propia historia. Somos producto de nuestros tiempos y circunstancias, el tiempo en el que vives no lo puedes cambiar.

-Vamos, entonces lo que hace Sheffield, ¿Es moldear sus circunstancias?

-Exacto, las circunstancias sí las puedes moldear.

-¿Cómo le hace para no perder la sencillez?

-Ja, ja, ja, tú dices que soy sencillo y te lo agradezco. Ricardo es como es. A muchos, les caigo gordo y ni modo…¿Qué le voy hacer? A otros, como tú, les caigo bien.

-¿Si no sabes de dolor, mucho menos sabrás de alegrías?

-A Ricardo Sheffield le ha tocado subir y bajar mucho…

-Entonces dígame ¿Qué duele más, meter la pata o tener que ofrecer disculpas?

-Se queda callado. Cruza las piernas de un lado para otro. Con los dedos de la mano derecha, discretamente, estira el resorte de sus modernos calcetines de colores. Se frota las manos. Inhala aire profundamente y me dice: “¡Uff, Edmundo con tus preguntas…!! Yo creo que duele más tener que pedir disculpas y cuesta algo de trabajillo, porque implica tener que reconocer el error, pero, sobre todo, enmendarlo. Por lo menos, a mí, me cuesta más trabajo pedir disculpas. Los errores se tienen que cometer porque es tan difícil que algo te salgan bien o perfecto a la primera.

-Con el respeto que me merece, le quiero preguntar… ¿Cuándo fue presidente municipal de León, no robó nada?

-Un tanto incómodo por la pregunta, su rostro enrojece y con un tono de voz elevada, me dice: “Provengo de una familia de muy buenos principios que me inculcaron la honradez y honestidad como base de mi formación. Además, no tenía ninguna necesidad de hacerlo porque toda mi vida he trabajado. No soy rico, pero tampoco tengo por qué robar”.

-No es mi deseo incomodarlo, le hice esa pregunta fuerte porque a Ricardo Sheffield jamás se le tachó de ratero cuando fue presidente de León…

-¡Rata nunca lo he sido, jamás!! No te preocupes, sé perfectamente en la limpieza y transparencia de tus preguntas.

-No se me enoje, quiero que me entienda que le estoy transmitiendo lo que la gente piensa de usted, lo consideran un hombre honrado…

-Así seguiré siendo y participando en política porque es mi vocación hasta el día en que me entierren. Mi vocación y mi deseo es trabajar por los demás, generar condiciones desde el gobierno para vivir todos mejor y para ser felices.

-¿…Qué es un político?

-Antes de responder, me observa fijamente. Se acomoda en el sillón en el que ha permanecido sentado por espacio de poco más de una hora. “Mira mi querido Fiscal encubierto… Un político, es un coadyuvante y como lo han dicho sus Santidades Juan Pablo II y Francisco I, que la labor más noble del hombre y el oficio más digno que puede tener el ser humano, es el de ser político.

-¿Hasta no ver, no creer?

-Ya que haces alusión a Santo Tomás Moro, lo veo como un ejemplo para seguir en la política…

-¿…Por qué…?

-Porque soy un católico practicante progresista como lo es el Papa Francisco….

-¿Católico progresista o “mocho”? Claro, sin faltarle el respeto…

-Sé perfectamente que no me faltas el respeto, de lo contario, ya te hubiera corrido. Soy un católico practicante progresista… pero no hipócrita. Te decía que me encantó la Encíclica Fratelli Tutti del Papa Francisco, una magnífica Encíclica que debe hacerse vida en la política y programas en lo social como un medio para dignificar al ser humano.

-Ya que me habla de ese misticismo religioso, ¿Qué siente el titular de Profeco cuando una ama de casa va al tianguis y no le alcanza ni para comprar un kilo de carne o de pollo? ¿A la 4T le importan más las gasolinas y que los pobres se mueran de hambre?

-¡Vaya pregunta!! No es un control lo que se ocupa, repito, es un control de intermediarios mediante la actuación del mismo estado a la que renunció por este neoliberalismo.

-¿Implementar un control de precios, resultaría una medida errónea?

-Efectivamente. Si metes un control de precios, lo único que logras es distorsionar el mercado. Está más que probado que los mercados cuando no son alterados funcionan y acaban beneficiando. Puedes tener un “pico inflacionario”, pero luego, viene una deflación. Eso es precisamente lo que vamos a ver en 2022 en muchos productos, además, también hay aumentos estacionales.

-¿Una carestía cíclica?

-Año con año, sube el huevo y el pollo…

-¿..Por qué?

-Porque es la época en que las gallinas se reproducen menos por el frio…

-¿…Unas gallinas vaquetonas?

-Si quieres mantener el ritmo de reproducción, tienes que invertir en sistemas de calefacción de gas, y eso, hace que aumente tu gasto en la producción de huevo y pollo. Debemos tener muy en cuenta que en diciembre, enero, febrero y marzo sube el precio del pollo y huevo, pero vuelve a la baja a partir de abril en adelante. Es parte de la carestía cíclica que atinadamente me preguntabas.

-En cuestiones de piratería que también afecta la economía familiar ¿Qué hace Profeco?

-La piratería es un tema que le corresponde al Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual –IMPI-, y es una afectación indirecta. La autoridad que tiene que ver en cuestiones de marcas, patentes y derechos de autor es el IMPI. A nosotros, nos toca ser el regulador de la micro economía y del bolsillo nacional. Eso es lo que hacemos con Quién es Quién en los precios porque detectamos cuando hay un aumento estacional o un aumento acorde al promedio de la inflación en el país, y cuando se distorsiona ese precio en un lugar, en una región o en todo el país.

-¿Cuál fue la problemática de fondo en el tema del arroz?

-Más del 60 por ciento del arroz que consumimos en México, viene de Estados Unidos por la simple y sencilla razón de que nuestro país no es un productor importante de arroz. Consumimos más arroz del que podemos producir en las circunstancias geográficas naturales que tiene el país, así es que lo tenemos que importar de Estados Unidos.

-¿En base a qué, el gobierno federal se empeña en “cacaraquear” el envío de remesas de mexicanos que viven en Estados Unidos como si fuera un logro suyo, cuando no es así?

-Es por eso que, lo primero que hacemos, es reconocer precisamente a ellas y ellos. Las heroínas y héroes que mandan en promedio 350 dólares.

-Pero no es un logro de la 4T…

-Yo hago la presentación mensual de Quién es Quién en las Remesas, pero lo hago para que, de aquel lado, descubran que ellos tienen el poder para que les rindan sus dólares en más pesos y dependiendo con que Remesadora se van, fijándose en el tipo cambiario y en la comisión. Así es que en la medida en que estas heroínas y héroes reconozcan estos factores, sepan cómo aprovechar y moldear el mercado, de esa manera llegarán acá más pesos.

-¿Al llegar acá esos pesos, se debería generar conciencia en qué se gastan?

-Esa es una excelente pregunta que deberían de adoptar los receptores de las remesas.

-¿Qué diablos hace el gobierno al respecto para coadyuvar?

-Expide las tarjetas de identidad consular para que puedan ir con confianza a las Remesadora y bancos para que puedan abrir una cuenta bancaria. Si sacan su identificación consular y si los receptores en México abren una cuenta en Banco del Bienestar, el gobierno propicia condiciones para que llegue más dinero a esa familia en pesos y sin que les cobren tantas comisiones.

-Insisto, ¿Es presumir con sombrero ajeno?

-No, no es que presumas, sino que informas y coadyuvas, pero jamás dejas de quitarle su lugar, mérito y reconocimiento a quienes realmente se están partiendo la madre del otro lado del Rio Bravo.

-¿Qué siente el ciudadano Ricardo Sheffield llevarla de a “cuartos” con el presidente?

-¡Madre Santísima!! ¿Qué me dijiste…?

-¿Que se siente ser el gran cuate o amigo del presidente…?

-Extendiendo sus manos me dice: ¡Ahhh… que alivio!! Yo te entendí que ¿Cómo la llevo con el presidente de a cuartas…? Ja, ja, ja. Le tengo mucho respeto y admiración al presidente. Déjame decirte que yo no lo conocía…

-¿Si no es su amigo? ¿Entonces, cómo es que lo invita que se incorpore a su gabinete?

-Yo no lo conocía en 2018, sino que quien me invitó fue Leonel Godoy para participar en una encuesta. Es en campaña cuando conozco a Andrés Manuel López Obrador y trabajando, es como lo he venido conociendo. De verlo actuar y trabajar, se ha ganado mi admiración y respeto.

-¿Es usted un funcionario sumiso al presidente?

-¡No!! Jamás he sido barbero. Nunca lo he sido ni lo seré. Eso mismo, me generó tantos problemas en el partido en el que milité alguna vez…

-A lo mero macho, ¿Sheffield no tiene pelos en la lengua para expresar lo que realmente siente y piensa?

-No, la verdad es que no tengo pelos en la lengua. Hablo claro y preciso lo que pienso y siento. Pero la verdad, de ver trabajar al señor, de ver cómo piensa y actúa, he desarrollado una admiración y respeto.

-¿Es su amigo?

-No puedo hablar realmente de una amistad. Nunca ha ido a mi casa ni yo a la suya.

-Insisto, ¿Es usted subordinado, sumiso o lacayo?

-Esa es una pregunta muy fuerte… ¡Sumiso no!! ni mucho menos… ¡lacayo!! Hasta a mi mamá le costó mucho trabajo lidiar conmigo. No mi querido reportero preguntón. ¡Sumiso ni lacayo!! No, no lo soy.

-¿Un servidor de primer nivel subordinado?

-Llevo a cabo la subordinación que requiere la institucionalidad, porque en un gobierno a cualquier nivel y en cualquier parte del mundo, el cumplimiento de las funciones y el respeto a las jerarquías es indispensable. Entonces, en esa combinación de subordinación o sumiso. Yo también te insisto. La subordinación es conforme a las leyes y estatutos que rigen la función.

-¿Una lealtad inquebrantable…?

-Mi jefe inmediato es él. Fue él, quien me nombró y le debo un respeto y lealtad.

-¿Le pedirá que ciertas funciones que tiene la Secretaría de Economía pasen a Profeco para evitar una duplicidad?

-Es que no hay tal duplicidad. Son muy claras las funciones de la Secretaría de Economía y las de Profeco. No mi querido incansable preguntón. No hay tal duplicidad. Estamos sectorizados con la Secretaría de Economía, les mando información que les sirve a ellos y en respuesta, ellos y el INEGI, nos mandan mucha información que nos sirve.

-¿Profeco interviene en las cuotas de importación?

-No, porque no le corresponde, y vaya, que bueno. De lo contrario, sería juez y parte, lo qué, sí hacemos, suministrar información que resulta importante para determinar cuotas de importación.

-¿Es bueno que la gente denuncie alzas a las tortillas, leche huevo, pollo y no se quede callada?

-Que las denuncien cuando estén por arriba de los precios promedios, por ejemplo, 13 pesos es el precio promedio del kilo de tortilla en tiendas de autoservicio, pero es un producto “gancho”. Si quieres comprar una tortilla económica, ve a un supermercado.

-¿Cuál es el precio promedio en las tortillerías?

-Es de 18 pesos.

-¿Y las tortillas artesanales?

-Son las que producen los Cheffs famosísimos y el kilo anda en los 100 pesos y elaboradas con maíces endémicos con metates, algo completamente súper artesanal y casi artístico. De esta forma, es el precio que tú quieras pagar.

-¿Ricardo Sheffield tirará la toalla antes de tiempo?

-Uff, ¿Por qué debo tirarla? No, yo no tiro la toalla.

-Le pregunto eso, por los miembros del gabinete que lo han hecho…

-Es que no sé cuál sea el tiempo…. ¡Si no somos elotes!! El elote tiene su tiempo y si ya jiloteó la milpa, vas y lo cortas… No Edmundo, yo no soy un elote.

-Entonces ¿Permanecerá en el cargo hasta el final de la presente administración?

-No lo creo, porque quiero participar en las elecciones del 2024 y solo por eso, me tendré que salir antes de que concluya el actual periodo presidencial.

-¿A qué Ricardo Sheffield prefiere: Al papá, al hijo, al hermano, al político, al funcionario o simplemente el hombre?

-Vaya, vaya…. El ser humano es polifacético, prefiero al hombre y al ser humano. He tratado de desarrollar todas las fases que me nacen y siento que tengo vocación para ello.

-¿Publicará otro libro?

-Edmundo, me sorprendes. ¡Carajo!!, estás en todo. En el 2022, sacaré otro libro en el que llevo 20 años trabajando.

-¿Sacar un libro es como tener otro hijo?

-Creo que es muy diferente porque estos, los libros, no rezongan ja, ja, ja. Además, tengo puras hijas.

-¿Será un abuelo alcahuete?

-Sííí, ¡claro!!

-¿Ya le urge convertirse en abuelo?

-No, todavía no. Mi hija, la mayor, tiene 21 años y no tiene novio porque está muy metida con sus estudios. Así es que me gustaría que tuviera dos o tres novios antes que decida casarse con el primer pendejo que se le ponga enfrente.

-¿En qué ocupa su tiempo libre?

-Ja, ja, ja… ¿En qué ocupo mi tiempo libre? Uta… ¡En un montón de cosas!!, pero mi principal “hobbie”, es viajar. Me encanta viajar. Conozco toda, pero toda la República Mexicana. Todos los Pueblos Mágicos. Todo el Patrimonio Natural de la Humanidad de México, pero también conozco dos tercios del mundo. Entonces, mi verdadera pasión personal es viajar porque los viajes ilustran y aparte de que ilustran, te diviertes.

-¿Qué siente ser entrevistado?

-Me siento contento, muy pero muy a gusto contigo, Además, me tienes totalmente sorprendido por tu astucia, sagacidad e inteligencia. Fuiste muy afable conmigo, agradezco enormemente la deferencia de tu parte.

-Antes de irme ¿Me puede decir cuánto dinero trae en su bolsa el Procurador Federal del Consumidor?

-Completamente sorprendido por la pregunta, su rostro enrojece de nueva cuenta, lo noto un tanto desconcertado. Se pone de pie y empieza a vaciar las bolsas de su pantalón. Del lado derecho extrae unas llaves. De la bolsa izquierda de su pantalón, saca dinero y lo empieza a contar delante de mí son 1,700 pesos…

-¿Un Procurador pobre?

-¡Nooo…!! ¿Pobre? Si trabajo no tengo porque ser pobre. Si no tuviera dinero, entonces sería un Procurador pendejo, ja, ja, ja. Además, no me gustan las tarjetas de crédito porque me pararon una friega loca cuando tontamente incurrí en muchos créditos en 1994, y para 1995, ya me había cargado el payaso, gracias a Carlos Salinas. Es por eso que no tengo ninguna tarjeta de crédito.

-Ya que habla del expresidente ¿Cuál ha sido el mejor presidente que ha tenido México, sin incluir al que usted le presta sus servicios?

-Mira Mundo, ser presidente de México es muy complicado. En lo personal, creo que Andrés Manuel va a poder lograrlo, pero todavía, le falta mucho. Si canonizan a alguien antes de que se muera, pues está cañón.

-¿Crónica de una muerte anunciada?

-No, aquí nadie se tiene que morir. Solamente se tienen que terminar los seis años de su responsabilidad…

-Le dije que… ¡Sin incluir al presidente en turno…!!

-Híjole, en este mundo en el que vivimos y en donde, hace tres años, nadie se podía imaginar la pandemia…

-¿Se le está yendo el país de las manos a López Obrador?

-No, yo no lo veo así, mucho menos con la aceptación que tiene arriba del 50 por ciento de la población. Eso, no lo obtienen ni en un periodo electoral para llegar a la presidencia, mucho menos, a la mitad de un sexenio. Sin embargo, evaluar sus resultados no se pueden realizar sino hasta que culmine su gobierno.

-¿No cree que está exagerando un poco?

-Es que así lo veo y de continuar, puede ser uno de los mejores presidentes que haya tenido México. Es muy complicado evaluar presidentes. Es mucho mejor evaluar héroes como al Cura Hidalgo, por ser un personaje guanajuatense al que admiro muchísimo y que murió mucho antes de lo más que podía haber aportado, era un gran intelectual.

-Señor Procurador, agradezco mucho su tiempo y disposición ¿Desea agregar algo más?

-Simplemente agradecerte esta deliciosa charla, porque para mí, no fue una entrevista sino una muy amena e interesante charla entre dos amigos. Decirte y reiterarte que tienes un amigo en Ricardo Sheffield, quien reconoce tu profesionalismo e inteligencia. Estoy a tus órdenes y ésta es tu oficina.

Al concluir la entrevista, me obsequia y autografía un ejemplar de su libro “Del Desamor al Amor”, sin consultarme, tiene la amabilidad y atención de acompañarme de nueva cuenta hasta a la entrada del edificio sede de Profeco, custodiado por su secretario particular… ¡Qué detalle!!, cosa que agradezco sinceramente. Al despedirme de él, con un abrazo, reflexiono y me llama la atención que Ricardo Sheffield, no obstante ser un funcionario de primer nivel de la actual administración federal, actúa con absoluta sencillez, lo que lo convierte en ser común y corriente, sobre todo, sin ínfulas de grandeza.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(18 , 18)