Redacción MX Político.- “Asistiré al Funeral de Estado de S.M. la Reina Isabel II el lunes en Londres, también a la Recepción que ofrece S.M. el Rey Carlos III en Buckingham Palace y la del Secretario de Relaciones Exteriores en la Abadía de Westminster.

Será Un gran honor representar a México”. Honor? Esto es lo que escribió Marcelo Ebrard en Twitter. Varios puntos: no es una fiesta, es un funeral; quién debería asistir es el presidente de Mexico (pero es tan chiquito); va acudir a un evento contrario a la política del tabasqueño, es decir, monarquia lujo, majestuosidad, conservadurismo, riqueza, opulencia, aspiracionistas, liderazgo…entonces? Honor representar a un gobierno como el nuestro que ataca y agrede a otras naciones y en lo interno defiende los derechos de los criminales? Esa es su tarjeta de presentación? Veamos algo más, Ebrard feliz permite que los aviones militares mexicanos sirvan para transportar a personajes tan indeseables como Evo Morales (a él no se atreven a enviarlo en líneas aéreas comerciales por el rechazo manifiesto a su persona y porque es perseguido por leyes internacionales).

Ese tipo, así marcadamente el concepto peyorativo, se permito el lujo de usar nuestra bandera como cobija al interior de una aeronave cuando nuestro gobierno le pedía aceptara asilo político en nuestro país. Ebrard (diría con honor), se fue a divertir a la cantina la Ópera con Evo Morales y Josè Mujica.

Presumió que el boliviano cantó Mexico Lindo y Querido, pero si Ebrard fuera congruente al informar que se va al Reino Unido ( gobierno, monarquia y nación, que canceló la presencia de Rusia en el funeral real) tendría la obligación de leer la posición de Evo Morales escribiendo estos mensajes desde tierras mexicanas.

Lo publico textual para que se entere Marcelo: “Saludamos la reunión de los hermanos presidentes Xi Jinping y Vladimir Putin que junto a mandatarios de India, Pakistan, Turquía e Irán definirán en Uzbekistán el rumbo de los pueblos libres hacia un orden mundial justo como alternativa al armamentismo e intervencionismo de EEUU”.

Así que en Mexico, amlo y Ebrard abrazan la política de su “hermano” Evo Morales pero se va el canciller a agachar la cabeza ante el féretro de Isabel Segunda. No hay una conducta de respeto en la diplomacia, no hay orden, no hay disciplina. Ebrard solo aplaude la humillación de amlo al imponerle a los embajadores que le cumplen con sus directrices.

Ebrard ni fue siquiera capaz de remover a Isabel Arvide hace un año luego del ridículo espectáculo que protagonizó con “su” ceremonia adulatoria de amlo en Turquia. Por qué no le manda al impuesto Esteban Moctezuma en Washington el mensaje y posición política de Evo Morales para sea entregado junto con una fotografía de Ebrard abrazando a al boliviano y de Sheinbaum entregándole las llaves de la CDMX?.

Y se atreven a hablar de honor? Ninguna de estas actividades los distingue y los honra, por el contrario los salpica de desprestigio y de desconfianza.

Por: Carlos Ramos Padilla / @cramospadilla
Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal 34.2 izzi 135 y mexiquense radio.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(8 , 8)