Redacción MX Político.- Este martes se registró una explosión en el fraccionamiento “El Hípico” en Boca del Río, Veracruz. Inicialmente se informó se trataba de una detonación por acumulación de gas pero ya se confirmó que fue un ataque que con granadas de fragmentación perpetrado por sicarios de Banda criminalidad “la maña”.

El móvil fue intimidar a los propietarios del inmueble por extorsión y cobro de piso ya que se han negado a cubrir las cuotas de los negocios que mantienen en la zona Veracruz-Boca del Río-Medellín.

Entre los escombros se encontraron rastros de pólvora y una granada de fragmentación intacta. Mientras tanto en Petaquillas, Guerrero, los pobladores secuestraron por más de ocho horas a elementos del ejército mexicano. Se trató de tres unidades del Ejército, para exigir que se permita la instalación de un módulo de seguridad de su Guardia Civil hacia la carretera federal México-Acapulco.

Los oriundos argumentan que las autoridades incumplieron el acuerdo de no ingresar al pueblo y por ello la detención de los uniformados. Los habitantes pidieron que el punto de revisión sea colocado a la altura del fraccionamiento Virreyes, sobre la carretera federal México-Acapulco. Al lugar acudió el director de gobernación estatal, Francisco Rodríguez, acompañado de personal de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, así como policías del Estado.

Ingresaron a la comunidad para dialogar con los representantes de la comisaría y la Guardia Nacional.

Los habitantes acusaron que los militares causaron miedo entre la población tras el despliegue que realizaron durante la mañana. Más tarde y luego de tensos acuerdos los uniformados fueron liberados bajo una lluvia de piedras. Estos dos recientes eventos son muestra clara del desequilibrio en seguridad que se vive en el país.

Es por ello que en diferentes localidades son los pobladores los que motivan acciones de autodefensa como inicialmente se vivió en Michoacan.

Lo cierto es que cada día merecen menos respeto las Fuerzas Armadas y ganan más espacios y poder los criminales. Urgen medidas específicas para detener esta ola de violencia que está comprobado no merma con la propuesta de “abrazos”.

Por: Carlos Ramos Padilla / @cramospadilla
Conductor del programa VaEnSerio mexiquensetv canal 34.2 izzi 135 y mexiquenseradio

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(10 , 10)