Redacción MX Político.- Ya que el Ganso de Macuspana es dado a hacer suyas citas bíblicas e interpretarlas a su manera, no estaría mal reproducir un fragmento de la carta del apóstol Pablo a los Romanos:

“Tú, el que seas, que te eriges en juez, no tienes disculpa; al dar sentencia contra el otro te condenas tú mismo, porque tú, el juez, te portas igual. Todos admitimos que Dios condena con derecho a los que obran mal, a los que obran de esa manera. Y tú, que juzgas a los que hacen eso, mientras tú haces lo mismo, ¿Te figuras que vas a escapar de la sentencia de Dios?”.

Esto cae como “anillo al dedo” justo cuando el semanario The Economist publicó su encuesta acerca de los niveles y percepciones de corrupción, cuyo combate y erradicación es una de las banderas estrellas de la 4T y que ha servido al machuchón de Palacio Nacional para extinguir fideicomisos, eliminar apoyos, becas a científicos y estudiantes foráneos, guarderías, refugios para mujeres agredidas y cuanta institución le gusta para controlar el dinero y manejarlo directamente de su bolsa.

Bueno hasta en flagrante violación a la ley, el “manda más” de Palacio Nacional absorbe dineros fiscales “recuperados”, los que salen de la venta de decomisos, “enajenación de aviones”, millonadas de empresarios extorsionados y que se disfrazan de donativos y hasta la falta de transparencia en el otorgamiento de cerca de 300 mil millones de pesos en contratos directos, sin licitar.

Ni hablar de una cantidad similar que se distribuyó el año pasado en ´programas sociales que no se transparentaron y sobre los cuales gravitan observaciones de la propio Auditoría Superior de la Federación. Ni hablar de los dineros autorizados en aumentos y apoyos para diversos servicios en las Fuerzas Armadas.

Se calcula que a la fecha “en otros tiempos” existirían señalamientos sobre no menos de dos billones de pesos derivados de “recuperaciones y ahorros”, extorsiones a empresarios que fueron donaciones o devoluciones y desde luego lo que se ha sacado del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado con todo y los pellizcos que le dieron sus directores y lo que “desapareció” de las bóvedas con todo y las sustituciones.

En su encuesta el semanario afirma que el 51 por ciento de los mexicanos considera que el gobierno de la 4T, el mesías tropical y sus funcionarios están involucrados en actos de corrupción, lo mismo de manera directa por complicidad.

Se incluye en particular a miembros del gabinete legal y ampliado y de acuerdo a la encuesta, el nivel de corrupción de esos funcionarios es tal que sólo queda la policía arriba de ellos, en primer lugar.

Para colmo y de acuerdo al estudio realizado por las agencias del Departamento de Estado de EU, donde destaca la Drug Enforcement Administration (DEA), crecen las sospechas de ligas o al menos inacción cómplice del gobierno mexicano –al más alto nivel- con los cárteles del tráfico de drogas, personas y armas, incluyendo el lavado de dinero a través de instituciones y “blanqueo” en la formación de empresas legales.

El mismo estudio y esto se actualiza por la aparente petición que hará la gobernadora guerrerense al dueño de Palacio Nacional para evitar que se fumiguen cultivos prohibidos en la entidad, apunta que esa inacción cómplice se da también en la producción de drogas “naturales” y sintéticas con acento en el fentanilo y las metanfetaminas.

Por si fuera poco, los escándalos familiares, crecen justo cuando el profeta de la 4T llama a los jóvenes a no superarse, no desear más de lo que tienen y menos querer dinero para darse una mejor vida.

En eso estaba cuando el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, consideró que el INE sí debe investigar y seguir la huella de los millones de pesos que recaudó Pío López Obrador para financiar la campaña de quien hoy mal gobierna al país. En el mismo caso estaría el otro hermano, el mismo exconsejero jurídico Julio Scherer y aun par de bancos donde se hicieron transacciones, incluyendo uno de ellos observados por autoridad internacional. Ahí le depositaban a YSQ.

Es decir que cuando el caudillo de Tepetitán dijo que cuando él asumiera el poder se acabaría la corrupción, fue pura demagogia, eso sí, de la más barata, pues se apropió de ella, se hizo cómplice, la cobija y genera un manto de impunidad para los suyos.

Lo mismo dijo de los pobres. Prometió que los mejoraría, pero en vez de eso los incrementó y a los que ya eran, los volvió miserables salariales y alimentarios.

Cierto, como él dice, no es como los de antes, resultó peor, aunque como el bíblico fariseo soberbio diga “Gracias señor por no ser como los demás hombres”, mientras un publicano que de rodillas pedía perdón por sus pecados. (San Lucas).

Con que autoridad moral o legal irá a hablar en la ONU de corrupción.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(6 , 6)