*¿Quién gobernará en esos jirones de la república? ¿Quieren ser parte de México? ¿Aparecerá otro Samuel Houston? Repito lo escrito y reiterado hace meses, nos llevan a la balcanización, como para que, desde la fragmentación del territorio nacional, los alienten con sus usos y costumbres

Redacción MXPolítico.- La demagogia colinda con la mendacidad. Al sostener que se respetan las ideas y las “normas legales (léase usos y costumbres) de todos, termina por no respetarse las de nadie y se abre la puerta a la dictadura.

¿Cuántas comunidades de pueblos originarios prefieren auto juzgarse, y terminan por no obedecer a ninguna de las leyes? ¿Es ética y moralmente justo que las niñas de la sierra de Guerrero se vendan, porque así lo dispone su tradición? Asumen como propio el dicho del tío Andrés Manuel: No me vengan conque la ley, es la ley.

Ahora andan con el mitote de control político, y desean que algunas colonias o demarcaciones en la Ciudad de México sean declaradas como pueblos originarios. Es la peor de las demagogias, y se atomizaría la autoridad constitucional y legal en la Ciudad capital. Transitaríamos de la norma a la excepción.

     Atizan el jelengue de convertir Tlacopac en pueblo originario. Lo primero en verse afectado es la idea y vigencia de la República. Pretenden los demagogos:

 “ Tomado de la Ley de Derechos de los Pueblos y Barrios Originarios y Comunidades Indígenas Residentes en la CDMX (LDPBOCIR de la CDMX

o Ley de Pueblos para abreviar) Artículo 15. Organización y representación colectiva.

1. Los pueblos, barrios y comunidades, tienen derecho a mantener y desarrollar sus formas de organización y elegir a sus autoridades representativas de conformidad con sus sistemas normativos propios (Ley de derechos de los pueblos)

2. En la elección de sus autoridades participarán las y los habitantes de dicho territorio de conformidad con los derechos humanos reconocidos por la presente ley, la Constitución Federal, la Constitución local y los tratados internacionales de la materia (aunque en la sentencia no dice nada de que este enunciado contraviene lo dicho en otros artículos de la misma ley, así como de la Constitución Federal y de la Constitución Local y al convertirse en pueblo la gente aun habitante estaría impedida en participar en la elección de las autoridades tradicionales (SI NO SON PARTE DEL PUEBLO).

     ¿Excepción legal, o norma constitucional? ¿Vigencia de la ley, o supeditados al capricho de la vigencia de los usos y costumbres?

¿Quién gobernará en esos jirones de la república? ¿Quieren ser parte de México? ¿Aparecerá otro Samuel Houston? Repito lo escrito y reiterado hace meses, nos llevan a la balcanización, como para que, desde la fragmentación del territorio nacional, los alienten con sus usos y costumbres.

www.gregorioortega.blog                                            @OrtegaGregorio      

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(5 , 5)